El presidente de Moldavia se muestra dispuesto a "facilitar una plataforma de negociación" para formar Gobierno

Presidente de Moldavia, Igor Dodon
GLEB GARANICH/REUTERS - Archivo
Publicado 26/02/2019 17:47:40CET

MADRID, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Moldavia, Igor Dodon, se ha mostrado dispuesto a "facilitar una plataforma de negociación" para los partidos políticos, después de que los resultados de las parlamentarias hayan mostrado que ninguno cuenta con la mayoría absoluta.

En su comunicado, Dodon ha subrayado que "las elecciones han llegado a su fin, pero comienza una nueva etapa no menos importante y simple: el reconocimiento de la legitimidad de estas elecciones, la formación de la mayoría parlamentaria y un gobierno legítimo".

Así, ha pedido que los resultados "sean examinados de manera exhaustiva y transparente para hacer una evaluación legal de todas las quejas sobre violaciones que, en opinión de los candidatos electorales, se han detectado en varios distritos electorales".

Dodon ha manifestado que, una vez se pronuncie el Tribunal Constitucional sobre la legitimidad de los resultados, se abrirá el proceso para intentar formar Gobierno o convocar nuevas elecciones anticipadas.

"En caso de confirmación de los resultados de las elecciones, yo, como Presidente de la República de Moldavia, estoy listo para ofrecer una plataforma de negociación a los líderes del partido para la creación de una coalición", ha apuntado.

En este sentido, ha argumentado que "sólo puede tratarse de una alianza entre partidos concretos y no de una 'coalición de minorías', o de unirse a un partido con un grupo de diputados independientes o 'transfusiones' de otras formaciones".

"Si no se llega a un consenso sobre la formación de una coalición o si el procedimiento de nominación del primer ministro de Moldavia no tiene éxito, firmaré el decreto de disolver el Parlamento y establecer una nueva fecha para las elecciones", ha explicado.

"Expreso mi esperanza de que nuestra sociedad superará las dificultades que puedan surgir en el proceso de negociaciones entre las partes y en sus acciones posteriores", ha zanjado el mandatario.

LOS RESULTADOS

Según los resultados oficiales, el opositor Partido Socialista (PSRM) de Dodon, que apuesta por mantener lazos más cercanos con Rusia, ha obtenido el 31,22 por ciento de los votos, situándose en cabeza en el recuento.

Por su parte, el bloque opositor ACUM se ha hecho con el 26,64 por ciento de los apoyos, por delante del gubernamental Partido Democrático (PD), que aboga por una mayor integración con la Unión Europea (UE) y que ha recabado el 23,76 por ciento.

Por detrás ha quedado el Partido Ilan Shor, con el 8,35 por ciento de las papeletas, mientras que el resto de formaciones ha quedado lejos del límite del seis por ciento, necesario para lograr representación parlamentaria.

En el caso de los escaños asignados a través de las circunscripciones uninominales, los primeros tres partidos recibirán un número similar de parlamentarios, entre doce y 18 cada uno.

De esta forma, las proyecciones apuntan a que el PD se hará con 35 de los 101 escaños del Parlamento, mientras que el PSRM obtendrá unos 31, el ACUM 23 y el Partido Ilhan Sor, ocho. El resto quedará en manos de independientes o representantes de otros partidos vencedores en las uninominales.

POSIBLES NEGOCIACIONES

Tras el anuncio, el PD ha mostrado su disposición de iniciar negociaciones para formar una coalición, si bien tanto el PSRM como el ACUM han rechazado conversar entre ellos o con el PD, por lo que una repetición de los comicios figura como la opción más probable.

Vlad Plahotniuc, líder del PD, ha destacado que "es importante dejar atrás los resentimientos y mirar hacia adelante, hacia las necesidades y aspiraciones de los ciudadanos", según ha recogido la agencia de noticias Reuters.

Por contra, el ACUM ha dicho que las elecciones "no fueron libres ni justas" y ha prometido "luchar para defender sus votos y la democracia". La Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) señaló el lunes que los comicios "fueron competitivos" y que "los derechos fundamentales fueron respetados en general".

Sin embargo, subrayó que "la campaña tuvo lugar en un contexto de desafección con las instituciones públicas y estuvo empañada por acusaciones sobre presiones a funcionarios, indicaciones de compro de votos y mal uso de recursos estatales".

Contador