Actualizado 28/06/2010 23:20 CET

Los presuntos asesinos de Rosenberg se entregan a la Justicia

CIUDAD DE GUATEMALA, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los hermanos Francisco José y José Estuardo Valdés Paiz, acusados del asesinato del abogado Rodrigo Rosenberg, que en principio de atribuyó al presidente guatemalteco, Álvaro Colom, se entregaron este lunes voluntariamente a la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) que investiga este crimen.

A primera hora de la mañana de este lunes, los hermanos Valdés Paiz se presentaron, acompañados de su abogado, en la sede de la CICIG para hacer efectiva la orden de detención dictada en su contra, después de escuchar la lectura de sus derechos, según informó dicha institución a través de un comunicado.

Antes que los detenidos, el periodista Carlos Aragón Cardona se convirtió el pasado 30 de mayo en el primer condenado por participar en la muerte del abogado con una condena de dos años de prisión por el delito de asociación ilícita, ya que quedó exento del cargo de asesinato por haber colaborado con la Justicia y delatar a los Valdés Paiz.

El asesinato de Rosenberg conmocionó al país el pasado 10 de mayo cuando el abogado apareció en una grabación de video en la que atribuía su muerte a un orden expresa de Colom. Sin embargo, la CICIG dictaminó que fue el letrado quien había contactado con los hermanos Francisco y Estuardo Valdés Paiz y su guardaespaldas, Nelson Wilfredo Estrada, para que contrataran a un grupo de sicarios y lo mataran.

El abogado les dijo que quería deshacerse de una persona que le estaba extorsionando y ellos, sin saber que Rosenberg estaba encargando su propia muerte, contrataron a un grupo de sicarios para que cometieran el homicidio.