Publicado 27/02/2021 13:41CET

El primer ministro iraquí cambia de gobernadores para solucionar las violentas protestas en el sur del país

Archivo - El primer ministro de Irak, Mostafá al Kazemi
Archivo - El primer ministro de Irak, Mostafá al Kazemi - Stefanie Loos/AFP Pool /dpa - Archivo

BAGDAD, 27 Feb. (DPA/EP) -

El primer ministro iraquí, Mostafa al Kazemi, ha anunciado este sábado la sustitución de un gobernador provincial y el comienzo de una investigación inmediata sobre las violentas protestas de esta semana en la ciudad iraquí de Nasiriya, en el sur del país, que han dejado al menos seis muertos y más de 250 heridos.

Nasiriya, en la provincia de Dhi Qar, es escenario esporádico de violentos enfrentamientos entre la Policía y manifestantes que denuncian la marginación a la que se encuentra sometida la región, depósito de importantes reservas de crudo sin que los beneficios para sus residentes estén a la altura de lo que produce.

El primer ministro ha atendido parte de las demandas de los manifestantes y anunciado el cese del gobernador de Dhi Qar, Nazim al Waeli, que será sustituido por el jefe del Servicio de Seguridad Nacional, Abdul Ghani al Asadi.

El nuevo gobernador formará en los próximos días un consejo de asesores para resolver los problemas que atraviesa la provincia, de ahí que Al Kazemi haya pedido ayuda a la población para que la nueva administración cumpla con sus funciones.

Estas manifestaciones se insertan dentro de la ola de protestas que ha sacudido a país desde octubre de 2019 para pedir la regeneración del sistema político del país, existente desde la invasión de 2003 encabezada por Estados Unidos.

Las protestas, que se vieron empañadas por una represión mortal, llevaron al entonces primer ministro Adel Abdel Mahdi a renunciar a fines de noviembre de 2019.

El gobierno actual, encabezado por Al Kazemi, está lidiando con una profunda crisis económica agravada por la caída de los precios del petróleo, la principal fuente de ingresos de Irak, así como por la pandemia de coronavirus.

Para leer más