El primer ministro del Kurdistán iraquí pide más ayuda militar a la UE para combatir al Estado Islámico

Publicado 24/08/2015 6:35:15CET

MADRID, 24 Ago. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro de la región semiautónoma del Kurdistán iraquí, Nechirvan Barzani, ha reclamado este domingo a la Unión Europea (UE) una mayor ayuda militar y social para combatir al grupo yihadista Estado Islámico.

En unas declaraciones concedidas durante la apertura de una nueva delegación del organismo regional en el Kurdistán, Barzani ha destacado que "el incremento del número de consulados y oficinas de países extranjeros en el Kurdistán es un reflejo positivo de las políticas (de Erbil) hacia el mundo".

"Los países de la UE están trabajando para aplicar los Derechos Humanos, incluso fuera de sus países. El Kurdistán puede aprovecharse de su experiencia en el papel de la mujer en la sociedad, los Derechos Humanos, la consolidación de la democracia y el fortalecimiento del Estado de Derecho", ha valorado.

"Se han hecho progresos políticos y económicos entre el Kurdistán y la UE", ha concedido, antes de reclamar más apoyo militar contra el Estado Islámico, apuntando que "se trata de una guerra impuesta a la nación kurda".

Así, Barznai ha sostenido que "la UE puede seguir ayudando en la lucha contra el terrorismo, porque el Kurdistán combate al grupo terrorista más bárbaro en el mundo desde hace más de un año", según ha informado la cadena de televisión kurda Rudaw.

"Los peshmerga --las fuerzas de seguridad del Kurdistán iraquí-- combaten en nombre del mundo por un mundo libre. Los peshmerga han defendido a los diferentes pueblos del Kurdistán, independientemente de su etnia", ha recordado.

En este sentido, ha pedido a la UE que trabaje para que se reconozca el genocidio por el grupo yihadista contra la comunidad yazidí durante su ofensiva de agosto de 2014 en el noroeste de Irak.

Por último, Barzani ha asegurado que su Gobierno ayudará a la hora de documentar las brutalidades del Estado Islámico, reclamando a la UE que presente una denuncia ante el Tribunal Penal Internacional (TPI) por la masacre de Sinyar, que se sospecha que se saldó con la matanza de miles de personas.

Para leer más