Publicado 18/11/2015 05:03CET

Pyongyang niega que sus trabajadores en el extranjero realicen trabajos forzados

NUEVA YORK, 18 Nov. (Reuters/EP) -

Corea del Norte ha rechazado este martes que los trabajadores enviados al extranjero no realizan trabajos forzados, describiendo como "una gran calumnia" las acusaciones en este sentido, recalcando que todos ellos trabajan legalmente en sus países de destino.

El relator de Naciones Unidas para Corea del Norte, Marzuki Darusman, reclamó el octubre a los gobiernos de Rusia y China que permitan investigar las sospechas de que 50.000 norcoreanos trabajan en el extranjero en condiciones que equivaldrían a trabajos forzosos.

"La lógica detrás de este sistema impulsado por el estado sería evitar las sanciones impuestas por la ONU e ingresar divisas", dijo en un informe presentado ante un comité de la Asamblea General del organismo internacional.

"Se cree que el Gobierno norcoreano gana a través de este sistema entre 1.200 y 2.300 millones de dólares (entre 1.093 y 2.095 millones de euros) cada año", resaltó, detallando que estos trabajadores están empleados mayoritariamente en los sectores de minería, tala, textil y construcción.

En respuesta, el representante de la oficina norcoreana en Estados Unidos, Ri Hung Sik, ha subrayado que "esto es totalmente falso e inventado". "Es una gran calumnia contra mi país", ha agregado.

Ri ha manifestado que hay norcoreanos trabajando en países extranjeros, entre ellos China, Rusia, Kuwait y Angola, si bien no ha facilitado una cifra. "Tenemos a trabajadores empleados en países extranjeros con contratos legales", ha apuntado.

Corea del Norte se encuentra sometida a sanciones internacionales por sus pruebas nucleares y balísticas. Además de un embargo de armas, Pyongyang tiene prohibido comerciar con tecnología nuclear y balística y no puede importar bienes de lujo.

Para leer más