Al Qaeda en el Norte de África dice que los atentados de Argelia son obra de tres suicidas

Actualizado 11/04/2007 21:15:46 CET

EL CAIRO, 11 Abr. (EUROPA PRESS) -

La rama de Al Qaeda en el Norte de África reivindicó hoy la responsabilidad de los atentados de esta mañana en Argelia, precisando que fueron obra de tres terroristas suicidas a bordo de camiones aparcados cargados con explosivos, según informó la cadena de televisión Al Yazira.

La cadena afirma haber recibido una llamada telefónica de un portavoz de Al Qaeda en el Norte de África Islámico, identificado como Abu Mohamed Salah, que reivindicó la responsabilidad de ambos ataques.

Según este portavoz, las explosiones fueron perpetradas por tres miembros de Al Qaeda que conducían "camiones repletos" de explosivos. "No descansaremos hasta que cada palmo de la tierra islámica sea liberado de las fuerzas extranjeras", indicó el portavoz, según la grabación de la llamada difundida por Al Yazira.

Asimismo, reclamó la puesta en libertad de "los presos oprimidos en Argelia, Marruecos, Mauritania y en todas partes". Según Al Yazira, su oficina en Rabat fue la que recibió la llamada del presunto portavoz.

El grupo terrorista era conocido anteriormente como Grupo Salafista para la Predicación y el Combate (GSPC), pero cambió su nombre cuando anunció su alianza con Al Qaeda el pasado mes de enero.

Según el último balance ofrecido por la agencia APS y que cita a Protección Civil, al menos 23 personas han muerto y otras 162 han resultado heridas en los dos atentados registrados esta mañana en Argel y en una localidad situada en la periferia de la capital argelina.

"Hay que lamentar doce muertos y 118 heridos en el atentado que tuvo como objetivo la entrada del Palacio del Gobierno", indicó Protección Civil, precisando que este nuevo balance "podría aumentar". En el atentado perpetrado en las proximidades de de la comisaría de Policía en Bab Ezzouar, se produjeron once muertos y 44 heridos, según la citada fuente.

Por su parte, el primer ministro, Abdelaziz Beljadem, calificó este atentado de "acto criminal y cobarde". "Se trata de un acto criminal que revela la pura cobardía y la traición, en un momento en el que el pueblo argelino reivindica la reconciliación nacional", declaró el primer ministro.