Actualizado 08/05/2013 20:55

Reino Unido y Francia defienden la entrega de armas letales a la oposición moderada

BRUSELAS, 8 May. (EUROPA PRESS) -

Reino Unido y Francia han defendido la posibilidad de entregar armas a la oposición moderada siria a partir de dos opciones: el levantamiento por completo el embargo de armas de la UE a la Coalición Nacional de Fuerzas de la Revolución y la Oposición Siria (CNFORS) o la supresión del texto del embargo del término "no letal".

Los Veintisiete ya aceptaron hace meses a petición expresa de Reino Unido modificar el embargo de armas a Siria para autorizar a la oposición la entrega de equipos no letales, incluidos vehículos militares y asistencia técnica, entre ellos de formación, para proteger a la población civil.

Los países de la UE deben decidir antes del 31 de mayo si renuevan o modifican el régimen de sanciones contra Siria, que expira a finales de mes en su conjunto, incluido el embargo de armas, salvo que por unanimidad decidan lo contrario.

Reino Unido ha presentado al resto de países este lunes en una reunión a nivel de grupo de trabajo de los Veintisiete un documento con el apoyo de Francia con estas dos opciones para permitir "suministrar una gama de asistencia más amplia, incluido equipos legales, a la oposición moderada siria", según recoge el texto, al que ha tenido acceso Europa Press.

La mayoría de Estados miembros, incluidos España, Alemania, Holanda y Suecia, rechazan la opción de armar a los rebeldes porque puede contribuir a una mayor militarización del conflicto, para no perjudicar los esfuerzos para tratar de llegar a una solución pacífica y por el riesgo de que las armas acaben en manos de grupos radicales como el Frente Al Nusra, vinculado a Al Qaeda.

Londres plantea en el documento circulado este lunes "la plena exención del embargo de armas para la coalición nacional" como una de las opciones posibles. "Este enfoque es consistente con el enfoque que han adoptado hasta la fecha los Estados miembros en relación a las sanciones financieras y comerciales", según recoge el texto.

Los Veintisiete acordaron el pasado mes de abril relajar algunas de las sanciones para apoyar expresamente a la oposición siria como el embargo al crudo sirio, la prohibición de exportar equipos clave para el sector energético y la prohibición de invertir en el mismo tras consultarlo con la coalición nacional.

La otra opción planteada es que se permita el suministro de equipos letales para la coalición opositora siria omitiendo los términos 'no letal' de la exención al embargo de armas ya en vigor pero dejando claro que sería sólo para "la protección de civiles".

"Esto permitiría a la UE enviar un mensaje claro a Al Assad de que todas las opciones están sobre la mesa, aumentando la presión sobre él para que venga a la mesa de negociaciones. También permite a los Estados miembros mayor flexibilidad para suministrar una gama de equipos más amplia a la coalición nacional para que pueda proteger a los civiles, incluido en circunstancias extremas o inesperadas", según recoge el documento, que defiende la necesidad de "cortar toda dependencia de la oposición moderada siria en grupos armados respaldados por islamistas para combatir al régimen sirio bien armado".

Enmendar el embargo de armas en todo caso "reforzaría a la oposición moderada" en este sentido, ayudaría a proteger a los civiles y salvar vidas y permitiría responder con "flexibilidad" en caso de "una gran escalada en el conflicto, tales como ataques con armas químicas", según recoge el documento de Reino Unido y que apoya Francia, según fuentes europeas.

"La ventaja de estas dos opciones es que cualquier equipo se suministraría sólo a un organismo organizado y que rinde cuentas, la Coalición Nacional", que se ha comprometido a impedir la proliferación de cualquier equipo letal suministrado y a devolver tales equipos cuando finalice el conflicto, defiende el texto promovido por Londres y apoyado desde París.

"Si la UE enmienda el embargo de armas, necesitaríamos valuar, supervisar y revisar rigurosamente cómo se utiliza cualquier equipo en consultación con la Coalición Nacional", según el documento, en el que no obstante se recuerda que ya se identifica a los beneficiarios de cualquier asistencia "muy cuidadosamente".

"En base a esto y otras informaciones, somos capaces de aseverar con un grado de confianza suficiente donde y cómo se utilizarán los equipos. Necesitaremos tomar un enfoque precavido similar para suministros futuros", defiende Londres en el texto.

"Queremos garantizar que cualquier equipo suministrado sea utilizado solo por aquellos a los que va dirigido y se utiliza por la razón adecuada: proteger a civiles. También somos claros de que el Derecho Internacional debe aplicarse rigurosamente", según el documento.