Publicado 14/04/2021 00:57CET

La retirada de uno de los socios de la coalición de Gobierno de República Checa deja al país borde del colapso

Archivo - El primer ministro checo, Andrej Babis
Archivo - El primer ministro checo, Andrej Babis - Vít ?imánek/CTK/dpa - Archivo

PRAGA, 14 Abr. (DPA/EP) -

A casi seis meses de las elecciones parlamentarias, el Gobierno checo en minoría del primer ministro, Andrej Babis, amenaza con desintegrarse después de que el Partido Comunista rescindiera el martes su acuerdo de consentimiento tácito.

El líder del partido, Vojtech Filip, declaró a la agencia de noticias CTK que los comunistas habían perdido la confianza en los socios de Gobierno.

Los comunistas habían exigido planes concretos para la fundación de un banco estatal, a cambio de seguir apoyando la coalición entre el partido populista Alianza de Ciudadanos Descontentos (ANO) de Babis y los socialdemócratas.

Aunque los comunistas no presentarían una moción de censura, estarían dispuestos a apoyar una presentada por otro grupo parlamentario, dijo.

Babis ha adelantado a la emisora CT que no sabía qué impacto tendría esta decisión. "Estamos preparados para llevar a cabo leyes también junto con otros partidos parlamentarios", ha explicado el primer ministro.

Las elecciones parlamentarias ordinarias están previstas para principios de octubre.

Para que una moción de censura prospere, 101 de los 200 diputados del Parlamento tendrían que votar a favor. Esto sólo ha ocurrido una vez en la historia de la República Checa, cuando cayó el gobierno conservador de Mirek Topolanek en 2009.

Para leer más