Publicado 10/07/2015 01:55CET

Rousseff reconoce que el momento de Brasil es "extremamente duro"

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff
EDGARD GARRIDO / REUTERS

BRASILIA, 10 Jul. (Reuters/EP) -

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, ha reconocido este jueves que la economía de su país atraviesa por un momento "extremamente duro", pero ha añadido que ella apuesta por una "recuperación rápida" del crecimiento en el país sudamericano.

Según la presidenta, la preocupación "es tanta" que el Gobierno presentó esta semana un Programa de Protección del Empleo, una medida que prevé una reducción de los salarios y la carga horaria a cambio de que se mantenga el vínculo laboral.

"Nosotros, de hecho, estamos pasando por un momento extremamente duro", ha explicado Rousseff a periodistas en Rusia, donde ha participado en una cumbre de los países miembros del bloque BRICS.

"Creemos que Brasil tiene, estructuralmente, fundamentos para recuperarse rápido. No es sólo una cuestión de creerlo o no. Nosotros apostamos a eso no porque tengamos una visión color de rosa de la situación", ha apostillado.

Rousseff ha argumentado que la inflación en el país ha tenido presiones coyunturales, y no estructurales, lo que como resultado arroja un reajuste de los precios relativos y también la devaluación del real.

"Nadie en el mundo ha sufrido una devaluación como sufrimos nosotros sin padecer efectos inflacionarios (...) Pero no se espera que esa devaluación continúe sistemáticamente. Va a disminuir su intensidad", ha sentenciado.

Para leer más