Actualizado 30/09/2022 12:08

Rusia dice que considerará "una agresión" cualquier ataque contra las regiones de Ucrania que prevé anexionarse

Archivo - El portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov
Archivo - El portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov - ALEKSEY NIKOLSKYI / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

Sigue en directo las últimas noticias sobre la guerra en Ucrania

El Kremlin critica a "gente que se comporta de forma irresponsable y habla sobre una escalada nuclear"

MADRID, 30 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Kremlin ha afirmado este viernes que todo ataque contra las regiones ucranianas que tiene previsto anexionarse en las próximas semanas tras los referendos de los últimos días será considerado como "una agresión" contra Rusia, antes de incidir en que estos territorios serán parte integral del país.

"No serán considerados otra cosa", ha dicho el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, quien ha incidido en que las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Lugansk "fueron reconocidas en las fronteras de 2014", mientras que ha evitado pronunciarse sobre las fronteras de las regiones de Jersón y Zaporiyia. "Aclararemos todo hoy", ha destacado.

Asimismo, ha resaltado que las autoridades rusas "seguirán defendiendo su posición" en lo relativo a los referendos de los últimos días en estas regiones, ocupadas por las fuerzas rusas, y ha manifestado que "todo el proceso tuvo lugar en el marco del Derecho Internacional", según ha recogido la agencia rusa de noticias TASS.

Está previsto que el presidente de Rusia, Vladimir Putin, firme este viernes los acuerdos de adhesión a Rusia de las autoproclamadas repúblicas populares de Donetsk y Lugansk y de las regiones de Jersón y Zaporiyia. La ceremonia tendrá lugar a las 15.00 horas (hora local), tras lo que el presidente "dará un gran discurso", según dijo el jueves el propio Peskov.

Los resultados de los referendos divulgados por la Comisión Electoral de Rusia, con los recuentos ya culminados en la mayoría de los casos, arrojan un apoyo aplastante a la adhesión a Rusia en las regiones de Donetsk, Lugansk, Jersón y Zaporiyia, con cifras que oscilan entre el 96,75 y el 98,7 por ciento a favor del 'sí'.

Las autoridades ucranianas y los gobiernos occidentales no conceden ninguna validez a los referéndums, mientras que Moscú pretende utilizarlos para legitimar su ocupación, como hiciese en 2014 con la península de Crimea. El Kremlin ya había dejado claro que la hipotética anexión de los cuatro territorios, ocupados en el marco de la guerra, sería rápida.

Peskov ha criticado además que "gente que se comporta de forma irresponsable habla sobre una escalada nuclear" y ha argüido que Rusia "no quiere abordar este tema". "Pedimos a todo el mundo que se comporte de forma responsable", ha señalado, antes de pedir al resto de países que la política nuclear rusa "está por escrito".

Putin advirtió la semana pasada, tras anunciar el decreto de "movilización parcial", del posible uso de "todos los medios" en caso de "amenaza a la integridad territorial" rusa y subrayó que "no es un farol", comentarios que desencadenaron una oleada de críticas por parte de la comunidad internacional.

Por su parte, el expresidente ruso y actual vicepresidente del Consejo de Seguridad de Rusia, Dimitri Medvedev, afirmó el martes que "la OTAN no intervendría directamente" en caso de que Moscú utilice armas nucleares contra "el régimen de Ucrania", al tiempo que defendió que el país "tiene derecho" a usar este armamento "si es necesario".

Más información