Sáhara.- Un grupo saharaui presentará una querella ante la Audiencia Nacional contra el Polisario por violación de DDHH

Actualizado 05/12/2007 15:42:16 CET

Entre los querellados figura el actual representante del Polisario en España, Brahim Gali

MADRID, 5 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Saharaui para la Defensa de los Derechos Humanos (ASADEDH) presentará una querella criminal ante la Audiencia Nacional contra varios dirigentes del Frente Polisario y contra cinco oficiales argelinos a los que acusa de violaciones de los Derechos Humanos, como torturas, desapariciones, asesinatos y detenciones ilegales, presuntamente cometidas en los campamentos de refugiados de Tinduf. Entre los querellados figura el representante del Polisario en España, Brahim Gali.

"Creo que podemos asegurar que en el plazo de una semana será presentada la querella ante el Juzgado Central de Madrid", declaró en rueda de prensa, celebrada en Madrid, el abogado José Manuel Romero, cuyo gabinete (ORS) ha asumido el caso.

"Son casos que verdaderamente pueden ser probados ante la Justicia española", ya que "tenemos abundante documentación y desgraciadamente, por su número, una lista de víctimas" para fundamentarlos, prosiguió. La querella incluye "torturas, desapariciones, asesinatos y detenciones ilegales, prácticamente todo el catálogo que nuestro Código Penal establece como violación de Derechos Humanos", añadió.

Romero valoró positivamente la reciente admisión a trámite por parte del juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón de la querella presentada contra varios altos responsables marroquíes por genocidio en Sáhara Occidental, por considerar que "sentó un precedente" que ayudará en el caso presentado por su gabinete.

Según el presidente de la ASADEDH, Ramdan Mesaud, entre los querellados figura el actual representante del Frente Polisario en España, Brahim Gali, al que se acusa de haber participado directamente en torturas, detenciones ilegales y otros actos represivos en su calidad de ministro de Defensa del autoconstituido gobierno de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD).

Otros inculpados son los actuales ministros saharauis de Información, Sidahmed Batal, y Educación, Bachir Mustafá Sayel --ambos dirigían por entonces los servicios de seguridad de la RASD--, además de otros dirigentes del Frente Polisario y de cinco altos oficiales argelinos, a los que se acusa de complicidad de "violaciones de Derechos Humanos cometidos en territorio bajo su soberanía", afirmó Mesaud en referencia a los campamentos de Tinduf, situados en el oeste de Argelia.

TESTIMONIOS

En la rueda de prensa, el presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Consejo Real Consultivo para Asuntos de Sáhara Occidental (CORCAS), Baida El Houcine --incorporado en 1975 al Frente Polisario "convencido de la independencia del Sáhara"--, afirmó que pasó seis años y medio encarcelado en Tinduf, "en condiciones inhumanas" y sin saber cuál había sido su "pecado", salvo "opinar diferente de la dirección del Polisario". Asimismo, aseguró que durante su periodo de reclusión fue visitado a la cárcel por el "torturador" Brahim Gali.

"Somos las víctimas olvidadas de este conflicto", declaró por su parte Dahi Agay, presidente del Comité de Desaparecidos de Tinduf. Agay, miembro fundador del Frente Polisario, fue detenido en enero de 1975 y, siempre según su testimonio, estuvo "esposado de pies y manos desde las siete de la tarde hasta las diez de la noche", antes de ser trasladado a una "cárcel clandestina".

"Nosotros habíamos condenado los ametrallamientos contra pesqueros canarios ordenados por el actual representante y entonces ministro de Defensa, Brahim Gali", prosiguió. "Él fue quien me detuvo, y con él había varios elementos de la seguridad argelina", aseveró

Entre sus compañeros de prisión, aseguró, había "antiguos legionarios españoles que también están desaparecidos". En Tinduf hay "800 desaparecidos nacidos bajo bandera española", prosiguió. "Somos españoles porque hemos nacido bajo bandera española, aunque yo el español no lo domino porque mi padre no me mandó a la escuela", añadió.

"Madrid es nuestra capital y esperamos que sea también la capital de la justicia", manifestó. "Si el Polisario tiene la cara de desmentir lo que decimos que lo haga, estamos dispuestos a escucharles lo que digan, pero nadie puede discutir que he estado en la cárcel", manifestó.

Otra interviniente en el acto fue Saadami Maleimin, hija de El Waly Sheij Slama, el cual, aseguró, fue "encarcelado sin ninguna razón, porque a todos los que estaban contra el Polisario, tenían cultura o formaban parte de familias nobles había que encarcelarlos y matarlos".

"Mi padre fue el único torturado en público, repudiado por la propia población", recordó Malaimin, miembro del CORCAS. En 1982, cuando ella tenía seis años de edad y no había conocido todavía a su padre, fue obligada a presenciar junto a su madre la tortura y humillación pública infligidas a su padre delante de numerosas personas "a las que no culpo, porque también eran víctimas". "Mientras lo torturaban, mi madre me decía: 'tu padre es bueno, no hizo nada malo'", relató, con lágrimas en los ojos. Según la ASADEDH, El Waly Sheij Slama figura entre los desaparecidos.