Salvini se enfrenta a sus aliados del M5S por calificar a los miembros de Hezbolá de "terroristas islamistas"

El viceprimer ministro italiano, Matteo Salvini
REUTERS / TONY GENTILE
Publicado 12/12/2018 18:38:47CET

JERUSALÉN, 12 Dic. (Reuters/EP) -

El viceprimer ministro de Italia, Matteo Salvini, ha protagonizado una nueva polémica que esta vez le ha enfrentado a sus socios de Gobierno, el Movimiento 5 Estrellas (M5S), por calificar a los miembros del partido-milicia Hezbolá de "terroristas islamistas" en el marco de una visita a Israel.

Salvini comenzó el martes una visita de dos días al Estado judío que arrancó con un 'tour' por la frontera de Israel con Líbano, donde el primer ministro hebreo, Benjamin Netanyahu, puso el foco la semana pasada al anunciar una campaña militar contra los "túneles terroristas" que habría excavado Hezbolá desde Líbano para atacar objetivos israelíes.

El ministro del Interior italiano no dudó en llamar "terroristas islamistas" a los integrantes de Hezbolá, un partido-milicia profundamente arraigado en la política libanesa que controla 'de facto' el sur del país a través de su brazo armado.

En respuesta a las críticas del M5S, Salvini se ha ratificado. "Es raro leer en la prensa italiana que algunos están escandalizados porque he llamado islamistas terroristas a lo que son islamistas terroristas", ha dicho en Facebook. "Si no identificamos bien al adversario --y digo adversario, no enemigo--, nunca ganaremos el juego", ha advertido.

La ministra de Defensa, Elisabetta Trenta, del M5S, ha pedido a Salvini que piense detenidamente lo que dice. "Debemos tener en mente que nuestros soldados arriesgan sus vidas todos los días por nuestra estabilidad", le ha recordado en un comunicado.

Por su parte, el subsecretario del Ministerio de Exteriores, Manilo Di Stefano, otro miembro del M5S, ha ido más lejos: "Hablar de geopolítica sin entender las causas y apoyando solo a la parte más fuerte perjudica a los pueblos (de la región) y a la paz".

Italia ha sido tradicionalmente prudente en sus pronunciamientos sobre Hezbolá para no crear problemas a los soldados italianos desplegados en Líbano como parte de la misión de la ONU que vela por el frágil alto el fuego en la frontera con Israel, que en estos momentos lidera el general italiano Stefano del Col.

La UE decidió en 2013 incluir al brazo armado de Hezbolá en su listado terrorista por la presunta implicación de la milicia chií en el atentado perpetrado en 2012 en Bulgaria y por su activa participación en la guerra civil de Siria a favor del Gobierno de Bashar al Assad.

Este combate dialéctico se produce justo cuando el equilibrio de poder entre la Liga de Salvini y el M5S dentro del Gobierno está cambiando. Las encuestas señalan un auge del partido conservador, por lo que, según la prensa italiana, el viceprimer ministro estaría sopensando convocar elecciones para el próximo año.