Publicado 16/09/2016 23:06CET

Samper expresa su "solidaridad" con Lula tras ser acusado de corrupción por la Fiscalía

BRASILIA, 16 Sep. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR), Ernesto Samper, ha expresado este viernes su "solidaridad" con el ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, que ha sido acusado de corrupción por la Fiscalía.

"Mi solidaridad con el ex presidente Lula. Quienes lo conocemos sabemos que sabrá mostrar su inocencia si le dan plenas garantías para hacerlo", ha escrito Samper en su cuenta oficial de la red social Twitter.

La Fuerza de Tarea de la 'Operación Lava Jato' acusó el miércoles de corrupción pasiva y blanqueo de capitales a Lula y su esposa, en una denuncia que incluye al presidente del Instituto Lula, Paulo Okamotto; el ex presidente de la constructora OAS Leo Pinherio; los ex ejecutivos de OAS Paulo Gordilho, Agenor Franklin, Fábio Hori y Roberto Moreira.

"Hoy, el Ministerio Público Federal (MPF), acusa a Lula como el máximo responsable del esquema de corrupción identificado en 'Lava Jato'", dijo el procurador de la República, Deltan Dallagnol, en una rueda de prensa celebrada en Curitiba para explicar la denuncia.

Los investigadores sospechan que Lula aceptó un tríplex de lujo en Sao Paulo como pago de una de las empresas constructoras que se beneficiaron de la trama en la petrolera estatal, que consistía en cobrar comisiones a cambio de contratos públicos.

"Prueben una corrupción mía y me iré a pie para ser encarcelado", dijo Lula en declaraciones a los medios de comunicación desde Sao Paulo, en un emotivo discurso en el que lloró hasta tres veces. "Tengo la conciencia tranquila y mantengo el buen humor porque sé de dónde vengo y a dónde voy", subrayó

Lula ya está inmerso en una investigación federal en Brasilia por un supuesto delito de obstrucción a la justicia. Al parecer, intentó comprar el silencio del ex director de Petrobras Nestro Cervero, uno de los delatores de 'Lava Jato'. También indagan en la compra de un inmueble en Atibia con la ayuda de Odebrecht, otra de las compañías señaladas.

Las pesquisas contra Lula ahondan en la grave crisis que sufre el Partido de los Trabajadores (PT), que el pasado 31 de agosto perdió el Gobierno después de que Dilma Rousseff fuera destituida por el Senado en un juicio político por irregularidades contables.