Actualizado 14/03/2014 20:49 CET

Santos ofrece su mediación en Venezuela pero Maduro insiste en la intervención de UNASUR

Presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, en Tumaco
PRESIDENCIA

CARACAS, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ha ofrecido la mediación de su Gobierno en la crisis que vive el país vecino, pero su homólogo venezolano, Nicolás Maduro, ha insistido en que toda intervención debe pasar por la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR).

"Si Venezuela considera que somos útiles, ahí estaremos. Siempre y cuando la oposición también lo considere. Sé que hay interés, pero hasta ahí le puedo decir", ha dicho Santos en una extensa entrevista publicada este viernes por el diario colombiano 'El Tiempo'.

El jefe de Estado ha admitido que "ha habido iniciativas", no por parte de Colombia, para conseguir un equipo mediador integrado por los ex presidentes colombiano César Gaviria, español Felipe González y los brasileños Luiz Inácio Lula da Silva y Fernando Henrique Cardoso.

Santos ha explicado que, aunque "Colombia siempre ha defendido sus principios democráticos, tiene un compromiso de no interferir en los asuntos internos de otro país". "Lo peor sería provocar al Gobierno venezolano para que se lance contra Colombia y volver a lo que teníamos hace cuatro años", ha considerado.

Ha advertido de que esto "sería nefasto para Colombia, para Venezuela y para el proceso de paz" protagonizado por su Gobierno y por la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), en el que el Gobierno de Maduro ejerce de país acompañante.

"Con Maduro, lo mismo que con (el fallecido presidente venezolano Hugo) Chávez, tenemos diferencias profundas en la forma de pensar, de concebir el papel del Estado y otros frentes, pero respetamos nuestras diferencias. Tenemos un pacto de convivencia útil para los dos países", ha recordado.

Santos ha indicado que debe gestionar esta situación "con inteligencia". "Tengo que ser especialmente cuidadoso con Venezuela, defendiendo los intereses de Colombia. El Gobierno venezolano sabe cuáles son los principios que defendemos, a los que no hemos renunciado, pero respetamos la regla de juego de nuestra relación, que no quiero ver convertida nuevamente en un campo de batalla", ha insistido.

Así, ha abogado por que la crisis venezolana "se resuelva sin violencia y respetando los principios democráticos". "Defendemos los principios democráticos y ya hemos hecho un llamado para que se defiendan en Venezuela", ha zanjado.

PROTAGONISMO DE UNASUR

A pesar de la oferta colombiana, Maduro ha indicado que "va a esperar a que venga la UNASUR, con todos los cancilleres, en una misión de acompañamiento y de apoyo a la Conferencia Nacional de Paz", señalando que "ahí se enmarcará la cooperación de Santos".

No obstante, ha destacado que "Santos es uno de los presidentes que más ha defendido a Venezuela" en las organizaciones regionales, recordando, a este respecto, la participación de Caracas en el proceso de paz de Bogotá.

"Yo saludo toda la buena voluntad del presidente Santos y agradezco al Gobierno colombiano todo el apoyo que nos dio en la Organización de Estados Americanos (OEA) y en la UNASUR, que ha sido muy importante", ha dicho Maduro en una rueda de prensa.

CRISIS VENEZOLANA

La crisis política en Venezuela se desató el pasado 12 de febrero, cuando arrancaron las protestas antigubernamentales y la represión de las mismas por parte de las fuerzas de seguridad y de civiles armados, lo que ha dejado 28 muertos, 365 heridos y cientos de detenidos.

Desde entonces, detractores y seguidores del Gobierno han marchado casi a diario para repudiar las acciones del contrario y llamar a un diálogo que aún no se ha producido porque la oposición exige antes la liberación de los detenidos, el desarme de los grupos pro gubernamentales y el fin de la represión.

La inestabilidad de Venezuela ha llevado a sus vecinos regionales a reunirse para buscar una solución. La OEA se ha limitado a hacer un llamamiento al diálogo, a pesar de que Panamá había solicitado medidas efectivas, lo que ha llevado a Venezuela a romper las relaciones bilaterales.

UNASUR ha ido un paso más allá, expresando su respaldo al Gobierno de Maduro y anunciando la creación de una comisión conformada por los ministros de Exteriores del bloque regional para acompañar el diálogo en el marco de la Conferencia Nacional por la Paz.