Actualizado 05/03/2021 13:52 CET

Secuestrados unos 60 niños y mujeres en una aldea del estado nigeriano de Zamfara

Archivo - Desplazados por la violencia en Maiduguri (Nigeria)
Archivo - Desplazados por la violencia en Maiduguri (Nigeria) - WFP/OLUWASEUN OLUWAMUYIWA - Archivo

MADRID, 4 (EUROPA PRESS)

Un grupo de unos 60 niños y mujeres han sido secuestradas este jueves en una aldea del estado nigeriano de Zamfara, situado en el noroeste del país africano, en un ataque en el que también han quemado casas, tiendas y automóviles.

Según recoge el diario nigeriano 'Punch', un grupo de bandidos serían los presuntos autores del ataque en la aldea de Tungar Baushe, en el área del Gobierno local de Maru. Un total de ocho adultos raptados por los asaltantes han sido posteriormente liberados.

El gobernador de Zamfara, Bello Matawalle, ha detallado que los asaltantes atacaron el martes la localidad de Tungar Baushe, tras lo que surgieron informaciones acerca de su avance hacia Ruwan Tofa, donde los residentes se enfrentaron a ellos y mataron a varios de los milicianos.

Así, ha recalcado que, tras ello, volvieron a Tungar Baushe el miércoles, donde secuestraron a decenas de personas, "entre ellos mujeres y niños". "Mientras hablamos, la mayoría de los secuestrados han vuelto de forma segura a su aldea", ha dicho, sin dar más detalles al respecto.

Matawalle ha hecho hincapié en que "hay en marcha esfuerzos concertados por parte de la Policía de Zamfara" para intentar determinar cuántas personas siguen en manos de los atacantes, según ha recogido el diario 'The Premium Times'.

Sin embargo, ha rechazado las informaciones publicadas por algunos medios sobre la muerte de 40 personas en el ataque y ha asegurado que las mismas "están lejos de la verdad" y son "informaciones inventadas".

"Merece la pena que los medios se pregunten por qué aquellos que les facilitaron la información falsa sobre 40 muertos a manos de los bandidos, que es falsa, se negaron a informar sobre los bandidos muertos por los esfuerzos del resiliente pueblo de Ruwan Tofa, lo que es cierto", ha zanjado.

Este incidente se produce apenas una semana después de que varios hombres armados irrumpieran en una escuela comunitaria en Jangebe y secuestraran a casi 300 niñas, si bien todas ellas fueron liberadas el martes y regresaron el miércoles a su aldea.

Este secuestro, a su vez, tuvo lugar una semana después de que 42 personas --27 alumnos y 15 miembros del personal y sus familiares-- fueran raptadas en un ataque contra una escuela en el estado nigeriano de Níger (oeste) y tres meses después del secuestro de cientos de alumnos de una escuela en el estado de Katsina (norte). Las víctimas en ambos asaltos fueron posteriormente liberadas.

Estos sucesos han traído a la memoria el rapto en abril de 2014 a 276 niñas de un colegio de Chibok, en el estado de Borno, de las que 112 todavía permanecen en paradero desconocido y 164 fueron liberadas. El secuestro provocó una ola de condenas, no solo a nivel nacional, sino también a nivel internacional y generó un movimiento, #BringBackOurGirls, que se mantiene a día de hoy y que apoya a las familias de las víctimas.

Para leer más