Senadores de EEUU fuerzan a Trump a investigar la desaparición de Yamal Jashogi en Turquía

Imágenes de Jashogi en el consulado de Arabia Saudí en Estambul
REUTERS / MURAD SEZER
Publicado 11/10/2018 0:05:50CET

MADRID, 11 Oct. (EUROPA PRESS) -

Un grupo de senadores de Estados Unidos han firmado este miércoles una carta enviada al presidente, Donald Trump, que fuerza la apertura de una investigación en torno a la desaparición del periodista saudí Yamal Jashogi tras visitar la semana pasada el consulado de Arabia Saudí en la ciudad turca de Estambul.

La misiva ha sido enviada al mandatario pidiendo una investigación bajo el 'Acta Magnistsky', que requiere que el presidente abra una investigación a petición de los líderes del Comité de Relaciones Exteriores del Senado para determinar si una persona extranjera es responsable de una ejecución extrajudicial, torturas y otras violaciones de los Derechos Humanos contra una persona que ejerce su derecho a la libertad de expresión.

Según esta ley, el presidente debe informar de las conclusiones de la investigación en un plazo de 120 días. La carta enviada a Trump ha sido firmada por todos los miembros del comité, a excepción del republicano Rand Paul, que por su parte ha prometido forzar una votación sobre un bloqueo en la venta de armas a Arabia Saudí la próxima vez que Washington informe de una venta al país.

Asimismo, los senadores han pedido al presidente que "adopte la determinación de imponer sanciones según el 'Acta Magnitsky' contra cualquier persona extranjera responsable de una violación relacionada con Jashogi", según ha recogido el diario local 'The Hill'.

"Nuestra expectativa es que con esta determinación usted considere cualquier información relevante, incluida la relacionada con los más altos responsables del Gobierno de Arabia Saudí", han remachado.

El propio Trump ha asegurado este mismo miércoles haber hablado con un alto cargo saudí para abordar la desaparición del periodista. "Esta es una situación muy triste, es una situación muy mala", ha dicho desde la Casa Blanca. "No podemos permitir que esto pase a periodistas ni a nadie", ha manifestado.

Así, ha recalcado que "es una situación muy grave" y ha asegurado que "cree" que "se llegará al fondo" del caso. Sin embargo, no ha especificado quién es el alto cargo saudí con el que ha estado en contacto.

El mandatario no se ha pronunciado sin embargo sobre la presunta responsabilidad de las autoridades saudíes en el caso. "Tengo que descubrir quién lo hizo. La gente le vio entrar pero no le vio salir", ha dicho.

LA INVESTIGACIÓN

La Policía de Turquía ha centrado su investigación sobre la desaparición del periodista en siete sospechosos, después de analizar imágenes de cámaras de seguridad, según ha informado el diario local 'Hurriyet'. Las fuerzas de seguridad turcas tienen previsto registrar las instalaciones del consulado saudí en busca de pistas.

Riad ha negado cualquier responsabilidad en la desaparición de Jashogi, después de que algunos medios apuntasen que pudo ser asesinado en el interior del consulado, citando a fuentes de seguridad conocedoras de la investigación.

Entretanto, el diario progubernamental 'Daily Sabah' ha publicado este miércoles los nombres de los 15 efectivos del equipo de Inteligencia saudí que afirma estuvieron implicados en la desaparición de Jashogi.

Estos quince saudíes serían aparentemente los mismos que llegaron a Estambul el 2 de octubre y entraron en consulado el día en que el periodista estaba dentro y luego abandonaron el país, según habían indicado previamente a Reuters fuentes de seguridad turcas.

ARABIA SAUDÍ RECHAZA LAS ACUSACIONES

El embajador de Arabia Saudí en Estados Unidos, Jalid bin Salmán bin Abdulaziz, tildó el martes de "absolutamente falsas e infundadas" las informaciones en torno a la supuesta muerte del periodista en el interior del consulado.

"Garantizo que las informaciones que sugieren que Jashogi desapareció en el consulado en Estambul o que las autoridades saudíes le han detenido o asesinado son absolutamente falsas e infundadas", dijo.

En un comunicado enviado a la cadena de televisión saudí Al Arabiya, el embajador saudí en Washington resaltó que "hay muchos hechos sobre el paradero (de Jashogi) que afortunadamente serán relevados en el marco de la investigación".

El embajador sostuvo que "las primeras informaciones desde Turquía fueron que abandonó el consulado y luego desapareció, mientras que después de que las autoridades saudíes se implicaran en el caso, las acusaciones cambiaron a que estaba retenido en el consulado".

"Después de que las autoridades turcas y los medios recibieran permiso para inspeccionar el edificio en su totalidad, las acusaciones cambiaron a la afirmación indignante de que fue asesinado en el consulado, durante horas laborales y con decenas de trabajadores y visitantes en el edificio", criticó.

"No sé quién está detrás de estas acusaciones o sus intenciones, y francamente no me importa. Lo que nos importa es el bienestar de Yamal y revelar la verdad de lo que ocurrió", dijo, antes de reiterar que el periodista "es un ciudadano saudí que desapareció tras salir del consulado".

ERDOGAN PIDE PRUEBAS A RIAD

El mandatario de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, recalcó el lunes que el consulado de Arabia Saudí en Estambul debe presentar pruebas que certifiquen que el periodista abandonó las instalaciones, tal y como sostiene Riad.

El mandatario turco manifestó que "los funcionarios del consulado no pueden salvarse simplemente diciendo 'se fue'", al tiempo que dijo que es "un deber humanitario y político" esclarecer lo ocurrido.

La Fiscalía de Turquía ha abierto una investigación para esclarecer el paradero de Jashogi, después de que fuentes policiales citadas por varios medios hayan apuntado que el periodista pudo haber sido asesinado en el interior de la misión diplomática.

Estas fuentes han apuntado que el cuerpo podría haber sido desmembrado y sacado de las instalaciones. Erdogan ha indicado que la llegada y salida de saudíes ese día está siendo analizada, después de que saliera a la luz que cerca de 15 saudíes, incluidos diplomáticos, llegaron el día de la desaparición del periodista al país y estuvieron en el consulado en el momento en que Jashogi se encontraba en el edificio.

LA DESAPARICIÓN DE JASHOGI

El periodista despareció el 2 de octubre tras acudir al consulado para rellenar "papeleo", según informó el miércoles el diario estadounidense 'The Washington Post', con el que colabora.

Poco después, el portavoz de la Presidencia de Turquía, Ibrahim Kalin, manifestó que el hombre seguía en el interior del consulado y que las autoridades estaban en contacto con Riad para resolver el incidente, si bien Arabia Saudí recalcó que no se encontraba en el edificio.

Por su parte, la pareja del periodista, quien le acompañó al consulado, al que no pudo entrar por motivos de seguridad, insistió en que no había salido. "¿Dónde está Yamal? Esa es la pregunta que queremos que respondan", dijo el miércoles desde los alrededores del edificio, donde esperó el día anterior cerca de doce horas.

La situación podría tensar aún más las relaciones entre Turquía y Arabia Saudí, dañadas en 2017 cuando Ankara decidió mantenerse del lado de Qatar tras la imposición de un bloqueo a Doha por parte de varios países de la región, encabezados por Riad.

Jashogi es un antiguo editor de diarios saudíes que reside en un exilio autoimpuesto en Estados Unidos. Como periodista ha entrevistado al fallecido líder de Al Qaeda Usama bin Laden. Durante la jornada, 'The Washington Post' ha publicado una columna en blanco bajo su nombre.

Asimismo, ha escrito varias columnas criticando las políticas saudíes hacia Qatar y Canadá, así como la intervención de la guerra en Yemen y la represión contra activistas y medios de comunicación del país.