Publicado 21/04/2016 20:30CET

Siete diputados opositores se encadenan al Consejo Electoral por el revocatorio contra Maduro

CARACAS, 21 Abr. (EUROPA PRESS) -

Siete diputados de la Mesa de Unidad Democrática (MUD) se han encadenado este jueves a la sede del Consejo Nacional Electoral (CNE), en Caracas, para exigir a la institución que entregue la documentación necesaria para lanzar el referéndum para revocar el mandato del presidente venezolano, Nicolás Maduro.

"La solución está en manos de Tibisay Lucena", ha dicho el líder estudiantil Juan Requesens, en alusión a la presidenta del CNE. "Basta, no queremos que nos sigan metiendo en esta crisis. Venezuela está clamando un cambio", ha añadido.

Por su parte, Marcos Bozzo, uno de los siete legisladores encadenados, ha defendido que la entrega de dichos documentos "es una exigencia plena y constitucional". "Estamos acá para defender los derechos de todos los venezolanos", ha dicho, según informa el diario venezolano 'El Nacional'.

La MUD ha solicitado hasta en dos ocasiones al CNE que le facilite los documentos oficiales en los que deben plasmarse las firmas necesarias para impulsar un referéndum sobre el cese de Maduro antes de que expire su mandato, en 2019.

El CNE se ha negado argumentando que "la iniciativa de leyes relativas a la materia electoral", como es el caso de los referendos, corresponde en exclusiva al CNE, no a la Asamblea Nacional, ahora en manos opositoras.

De esta forma, el CNE ha cuestionado la aprobación en primera discusión del proyecto de ley sobre referendos el pasado 10 de marzo y ha advertido en contra de continuar con el trámite parlamentario para concluir le elaboración de la norma jurídica.

La MUD ha dado a conocer una 'hoja de ruta' para echar a Maduro de la Jefatura del Estado que incluye, además del referéndum revocatorio, una enmienda constitucional, una asamblea constituyente y una movilización popular.

Para convocar el referéndum la MUD debe reunir al menos 3,9 millones de firmas en tres días en puntos señalados por el CNE. La votación debería celebrarse antes del 10 de abril de 2017 porque, de lo contrario, el 'chavismo' seguiría en el poder hasta 2019.

En el caso de que la Asamblea Nacional siga adelante con la ley de referendos en contra del CNE, el Gobierno podrá vetarla y el Tribunal Supremo --cuyos magistrados han sido designados por el 'chavismo'-- tendrá la última palabra.

Para leer más