Sturgeon dice que la solución al problema del Brexit para Escocia es la independencia

Nicola Sturgeon
REUTERS / RUSSELL CHEYNE
Publicado 09/10/2018 18:31:05CET

MADRID, 9 Oct. (EUROPA PRESS) -

La ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, ha afirmado este martes que la solución para el problema que supone el Brexit para Escocia es la independencia, antes de recalcar que "un futuro mejor está al alcance de la mano".

Sturgeon, que ha destacado que "el Brexit es un problema grave para Escocia", ha defendido "la esperanza que será posible si se pone el futuro de Escocia en las manos de Escocia y se convierte en un país independiente".

En sus declaraciones durante la conferencia del Partido Nacional Escocés (SNP), la ministra principal escocesa ha cargado duramente contra el Gobierno británico y ha resaltado que el proceso deja claro que el futuro de Escocia no está en sus manos, dado que abandonará la Unión Europea (UE) contra su voluntad.

El referéndum celebrado en 2016 sobre el Brexit se saldó con un 52 por ciento de los votos a favor del 'sí', si bien el 'no' fue mayoritario en Escocia e Irlanda del Norte, donde la población se pronunció a favor de permanecer en el bloque.

"Uno puede oponerse a la independencia, ese es un derecho democrático, pero no puede, y no lo hará, negar a Escocia el derecho a elegir", ha subrayado, según ha informado el diario local 'The Scotsman'. "Que no haya dudas. Los últimos dos años han mostrado por qué Escocia necesita ser independiente", ha zanjado.

La ministra principal escocesa reivindicó el lunes para Escocia la misma excepcionalidad aduanera que pueda pactarse para el caso de Irlanda del Norte en el acuerdo de ruptura entre Reino Unido y la UE, a menos de seis meses de que venza el plazo para que se produzca el Brexit, con o sin pacto entre las partes.

Sturgeon, que reclamó un segundo referéndum sobre el Brexit, negó que quiera un contexto "caótico" para sacar rédito político y avanzar hacia una independencia a la que Escocia no renuncia. Así, aseguró que, "aunque Escocia sea independiente", no es partidaria de una Inglaterra que tome "malas decisiones" en el ámbito económico.