Actualizado 20/04/2007 00:22 CET

Sudán.- El ministro de Exteriores egipcio pide a la ONU no apresurarse a imponer sanciones contra Sudán

EL CAIRO, 19 Abr. (EP/AP) -

El ministro de Asuntos Exteriores egipcio, Ahmed Aboul Gheit, emplazó hoy a Naciones Unidas a no apresurarse a imponer nuevas sanciones contra Sudán, citando los ejemplos de Rusia, China y Sudáfrica que se muestran contrarios a las mismas, y por el contrario animó a impulsar un diálogo, tanto con el presidente de Sudán, Omar el Bashir, y con los líderes guerrilleros que no suscribieron el alto el fuego.

En un comunicado, Gheit insta al Consejo de Seguridad a "evaluar de forma equilibrada y no apresurarse a emitir nuevas resoluciones que serán difíciles de implantar sobre el terreno y que complicarán la cuestión (de Darfur) aún más", a cuyos cinco miembros permanentes --Francia, Reino Unido, Estados Unidos, Rusia y China-- pidió "construir la confianza y apoyar los contactos y el diálogo con el Gobierno sudanés, en vez de amenazar con imponer sanciones".

En este sentido, insistió en que países como Rusia, China y Sudáfrica se han posicionado en contra de las sanciones por la actitud de Al Bashir de permitir un despliegue significativo de soldados de la ONU en misión de paz en la convulsa región sudanesa de Darfur, compuesto por 2.250 soldados, 750 policías y seis helicópteros que refuercen el contingente de 7.000 militares de la Unión Africana.

Por su parte, Reino Unido y Estados Unidos manifestaron ayer su intención de proponer nuevas sanciones después de conocer un informe interno de la ONU que acusa al Ejecutivo de Jartum de suministrar armas a Darfur en clara violación de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU, además de emplear aviones camuflados con los colores de la ONU para ello.