Suu Kyi denuncia que las reformas están estancadas ante el excesivo optimismo occidental

Actualizado 08/12/2014 0:16:52 CET

RANGÚN, 5 Nov. (Reuters/EP) -

La líder opositora Aung San Suu Kyi ha dicho este miércoles que las reformas políticas están estancadas desde hace meses y ha acusado a Estados Unidos de ser demasiado optimista con el desarrollo del proceso democrático en Birmania.

El aviso de la ganadora del premio Nobel de la Paz ha llegado una semana antes de que el presidente estadounidense, Barack Obama, y otros líderes políticos visiten el país para una cumbre regional.

Los líderes militares birmanos pusieron fin al estatus de paria del país en 2011 al levantar las restricciones de los opositores y poner en libertad a los presos políticos, que se trasladaron en su mayoría a estados Unidos.

Pero el Gobierno ha fracasado en su intento de frenar la tensión entre la mayoría budista y los musulmanes rohingya. Asociaciones de Derechos Humanos han acusado al Gobierno de abusos y de asfixiar a los medios de comunicación, ya que al menos 16 periodistas han sido arrestados el año pasado. Los legisladores birmanos han rechazado las acusaciones.

Suu Kyi ha dicho a los periodistas este miércoles que piensa que Washington y otros poderes buscaban seriamente las reformas. Pero la activista demócrata, de 69 años, ha añadido: "Creemos que ha habido épocas en las que Estados Unidos ha sido demasiado optimista con el proceso de reformas", ha instdo.

"Si ellos estudian realmente la situación en este país, sabrán que el proceso democrático se estancó el año pasado", ha subrayado. "De hecho, me gustaría retar a aquellos que hablan mucho del proceso democrático a que expliquen qué significan los pasos que se han dado durante los últimos dos años".

la agencia de noticias Reuters ha publicado este martes citas oficiales que decían que la Administración Obama consentía la decisión del Gobierno de evitar que Suu Kyi sea candidata a la Presidencia en las elecciones del año que viene.

Suu Kyi está hoy vetada por la Constitución militar, que no permite que se presenten candidatos con hijos o esposos extranjeros. El marido de Suu Kyi era británico, así como sus dos hijos. La importante representación parlamentaria de los militares les da el poder de veto sobre cualquier intento de modificar la Constitución.

Un alto cargo del Gobierno de Estados Unidos ha dicho a Reuters que la decisión de no presionar a favor de una cambio constitucional ha sido un intento mantener el equilibrio entre los esfuerzos de Obama para que se apliquen las reformas y el deseo de mantener la influencia en el Gobierno que todavía está liderado por los mismos generales que recluyeron a Suu Kyi en su casa durante 15 años.

Este alto cargo ha añadido, sin embargo, que Obama no lo tiene fácil con el presidenteel Thein Seincel general que una vez elogió como líder de la transición nacional.el Esta fuente ha dicho que no habrá reducción de las sanciones ni cambios en la lista negra de Estados Unidos o cooperación con los militares.

Para leer más