29 de mayo de 2020
 
Publicado 19/05/2020 13:34:01 +02:00CET

Los talibán acusan al Gobierno afgano de buscar "excusas" para continuar la guerra

Combatientes talibán entregan sus armas en Herat
Combatientes talibán entregan sus armas en Herat - GETTY IMAGES / MAJID SAEEDI - Archivo

Advierten al Ejecutivo de que si siguen por esta vía entonces sus combatientes les darán "lecciones ejemplares" en el terreno militar

MADRID, 19 May. (EUROPA PRESS) -

Los talibán han acusado este martes al Gobierno de Ashraf Ghani de estar buscando "excusas" para no entablar las conversaciones de paz previstas y continuar la guerra en Afganistán, insistiendo una vez más en que el grupo insurgente no estuvo detrás del atentado contra una maternidad en Kabul ni el perpetrado durante un funeral en el norte del país la semana pasada.

En un comunicado, los talibán sostienen que los ciudadanos han sido testigos de cómo el Gobierno "exoneró a los culpables" de estos ataques, cuya autoría solo ha sido reivindicada en el caso del ocurrido en Balj por parte de la filial de Estado Islámico, y optó por "declarar la guerra al Emirato Islámico sin ninguna justificación en un esfuerzo por hacer descarrilar el proceso de paz".

Así, el grupo insurgente, cuyo nombre oficial es Emirato Islámico, acusa a Kabul de "buscar excusas para la continuación de la guerra y de intentar obstruir y demorar el proceso de paz sobre bases absurdas e ilógicas", insistiendo de nuevo en los "profundos vínculos" existentes entre los servicios de Inteligencia afganos y Estado Islámico, grupo al que responsabilizan de ambos ataques, si bien estos no han reconocido estar detrás del asalto a la maternidad respaldada por Médicos Sin Fronteras (MSF).

Igualmente, acusan al Gobierno de haber "demorado repetidamente la implementación del proceso de paz obstruyendo y posponiendo el proceso de intercambio de prisioneros". En este sentido, critican las prisas con las que "se declaró la guerra" en unas horas y cómo "se han arrastrado los pies" en el proceso de paz.

"Buscan prolongar estas condiciones para que sus amos extranjeros les den dinero, armas y equipamiento militar y poder seguir experimentando con nuestro indefenso pueblo, llegar al rango de general y mariscal, llenar sus arcas y disfrutar de sus salarios de servidumbre", denuncian los talibán en su comunicado.

Sin embargo, les advierten de que "ningún secuaz extranjero ha tenido nunca ninguna opción de supervivencia en esta tierra" por lo que deberían "aceptar las demandas de paz de esta nación musulmana y dejar de insistir en la guerra".

Así las cosas, tras asegurar que "el Emirato Islámico siempre ha apoyado una solución pacífica", instan al Gobierno afgano a seguir por la senda prevista en lugar de la guerra. "Pero si insisten en la guerra, entonces el Emirato Islámico también tiene completa capacidad en el terreno militar y con la ayuda de Alá, dará lecciones ejemplares al enemigo en todas partes", advierten.

El comunicado no hace ninguna mención al acuerdo alcanzado el domingo entre el presidente Ghahi y el segundo candidato más votado en las presidenciales, Abdulá Abdulá, en virtud del cual este último volverá a ser jefe del Ejecutivo, como en la anterior legislatura, además de liderar el Alto Consejo de Reconciliación, encargado de la búsqueda de la paz con los talibán.

Contador

Para leer más