Actualizado 28/09/2015 17:13 CET

Los talibán izan su bandera en la plaza central de Kunduz

Policías locales afganos en Kunduz
Foto: STRINGER AFGHANISTAN/REUTERS

KUNDUZ (AFGANISTÁN), 28 Sep. (Reuters/EP) -  

Los milicianos talibán que han lanzado este lunes un asalto desde varios frentes contra la ciudad de Kunduz, capital de la provincia homónima del mismo nombre en el norte de Afganistán, han izado su bandera blanca en la plaza principal, según un testigo de Reuters y dos responsables de seguridad.

Un reportero de Reuters ha sido testigo de cómo los milicianos talibán han izado su bandera en la plaza más importante de esta ciudad de unos 300.000 residentes. De confirmarse que los talibán han tomado la ciudad, sería la primera capital provincial de la que se apoderan desde que fueron expulsados del poder en 2001.

El edificio mejor defendido de la ciudad, la sede del gobierno regional, ha sido también tomado por los talibán. "La sede central de la Policía y la sede del gobernador han sido tomadas. La capital entra está bajo control de los muyahidines. Ataques en marcha sobre la base aérea de Kunduz", ha informado un portavoz talibán a través de Twitter.

La información no ha sido confirmada oficialmente, pero la Misión de Asistencia de Naciones Unidas para Afganistán (UNAMA) ha evacuado su sede en Kunduz esta mañana, poco después del inicio del ataque. "Han sido reubicados dentro de Afganistán", ha señalado un portavoz de la UNAMA, Dominic Medley, quien no ha querido revelar el número o el destino del personal.

La televisión afgana Tolo News asegura que los talibán controlan ya la sede de la UNAMA y también la de la Dirección de Seguridad Nacional (NDS), los servicios secretos.

La ofensiva ha sido un ataque sorpresa lanzado en tres frentes al amanecer y para media tarde ya estaba la bandera blanca talibán ondeando en el centro de la ciudad.

Fuentes locales han informado de al menos 21 muertos, entre ellos siete civiles, en el ataque, en el que también habían fallecido trece milicianos.

HOSPITAL DE MSF

Por su parte, la ONG Médicos Sin Fronteras (MSF) ha informado a través de su sección en Reino Unido de que el hospital que tiene en la ciudad ha recibido "66 pacientes, incluidos ocho muertos a su llegada y 17 en estado crítico".

A través de su Twitter, ha precisado que se ha puesto en marcha "un plan de víctimas múltiples". "El centro de trauma de MSF en Kunduz es la única instalación de su tipo en el noreste de Afganistán, los médicos tratan a todos los heridos conforme a las necesidades médicas", ha precisado.

Este es el segundo ataque de los talibán sobre Kunduz, defendida por fuerzas afganas sin ningún apoyo directo de las fuerzas internacionales tras la retirada el año pasado del grueso de sus tropas.

Fuentes del aparato de seguridad han reconocido que los milicianos talibán, armados con ametralladoras y lanzagranadas, superaron a los militares de guardia y tomaron la principal prisión de la ciudad. Cientos de combatientes presos han sido liberados.

Después empezaron a arder algunos edificios del sur de la ciudad y los talibán tomaron un hospital que cuenta con 200 camas. Decenas de personas han huido hacia el aeropuerto, pero las fuerzas de seguridad les han obligado a regresar a la ciudad.

Un portavoz talibán, Zabihulá Muyahid, ha emplazado a los vecinos de Kunduz a quedarse en la ciudad. "Los muyahidines están intentando evitar cualquier perjuicio a los vecinos de Kunduz", ha señalado Muyahid a través de Twitter.

Helicópteros militares han lanzado cohetes contra las milicias talibán en las afueras de la ciudad, ha explicado un portavoz policial, y desde el mismo centro de la ciudad se han podido escuchar disparos de artillería y tiroteos.

Las autoridades han enviado refuerzos de las provincias vecinas con la esperanza de evitar que la ciudad caiga completamente en manos de los talibán, en lo que sería un importante logro para el grupo insurgente ya que sería la primera capital provincial que caería en sus manos.

Para leer más