Timmermans se marca el desarrollo sostenible como "obligación" en caso de dirigir la Comisión Europea

Frans Timmermans
REUTERS / VINCENT KESSLER - Archivo
Publicado 01/02/2019 15:07:15CET

MADRID, 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente primero de la Comisión Europea, Frans Timmermans, ha prometido que si es nombrado jefe del Ejecutivo comunitario tras las elecciones de mayo, cada comisario tendrá como "obligación" actuar de acuerdo a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), ya que a estas alturas "no hacer nada no es una opción" para cumplir con la Agenda 2030.

Timmermans ha defendido durante una visita a Madrid la "reflexión" presentada por la Comisión esta misma semana para desarrollar una estrategia europea con la que cumplir los ODS, con el propósito de lanzar un debate y de trascender el "cortoplacismo".

Durante un encuentro con empresarios y representantes de la sociedad civil, Timmermans, candidato socialista a dirigir la Comisión Europea tras las próximas elecciones, ha adelantado que la Agenda 2030 será "uno de los objetivos más importantes" de su mandato. "No es un tema de derechas o izquierdas, es un cambio de paradigma", ha subrayado.

Así, aunque ha asumido que serán necesarias "decisiones difíciles", ha advertido de que no dar continuidad al documento presentado por la Comisión será "una gran oportunidad perdida", por lo que ha apelado a la colaboración a todos los niveles, desde gobiernos a empresas o ciudadanos, que "no pueden descargar responsabilidades".

Timmermans ha llamado a erradicar "la ilusión de que no haciendo nada va a permanecer igual" y ha instado también a pasar página a la contraposición entre desarrollo sostenible y bienestar social, entre otras razones porque Europa es el continente "con mejor punto de partida" y ya ha habido una buena recepción a medidas como la prohibición de los plásticos de un solo uso.

Ante el escenario que podría generarse tras las elecciones de mayo, el vicepresidente comunitario ha dado por hecho que no habrá "grandes mayorías", por lo que será necesario "un mayor compromiso de las personas".

Timmermans ha apelado a la responsabilidad de los partidos, reconociendo que algunas propuestas no han sido "suficientemente convincentes" y no han contenido el auge de nuevas fuerzas. Ahora, ha añadido, "no basta con criticar" a estos nuevos actores que quieren "volver al pasado", sino mejorar el discurso y las ideas.

TRES ESCENARIOS

El texto divulgado por el Ejecutivo comunitario plantea tres escenarios para estimular el debate. El primero, el más ambicioso, supondría asumir "al más alto nivel político" europeo los ODS de Naciones Unidas como parte de una "estrategia global" con metas tanto para la UE como para sus estados miembro. Así, se acordarían objetivos "concretos y determinados" para 2030 y se tendrían que elaborar estrategias nacionales.

Timmermans confía en acercarse "lo máximo posible" a este escenario, mientras que la Alta Comisionada del Gobierno español para la Agenda 2030, Cristina Gallach, ha defendido que España "va a hacer todo lo posible para movilizar a todos los estados miembro y que la opción que impere sea la uno". En este sentido, Gallach ha apuntado que el "europeísmo" del Ejecutivo va "totalmente en línea" con los compromisos establecidos por la ONU.

El segundo escenario, menos ambicioso, aboga por integrar los ODS en todas las políticas de la Unión Europea. De esta forma, los ODS "seguirán inspirando" las decisiones políticas del bloque comunitario, pero los estados miembro no estarán obligados a cumplir con ellos de manera individual.

Finalmente, el último escenario plantea poner mayor atención en la acción exterior "al tiempo que se consolidan las ambiciones actuales de la UE en materia de sostenibilidad". Timmermans ha explicado que esta hipótesis supondría asumir que "Europa va muy bien y es el resto del mundo el que tiene que ocuparse" de los desafíos pendientes.

Contador