El TPI permite a la Fiscalía apelar la decisión de no investigar los crímenes cometidos en Afganistán

Publicado 17/09/2019 19:11:31CET
La fiscal jefe del TPI, Fatou Bensouda
La fiscal jefe del TPI, Fatou BensoudaREUTERS / POOL NEW - Archivo

MADRID, 17 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Penal Internacional (TPI) ha autorizado este martes a la fiscal jefe, Fatou Bensouda, a apelar la decisión de la corte de La Haya de no abrir una investigación formal sobre los crímenes de guerra y lesa humanidad cometidos en el marco de la guerra en Afganistán, que incluirían tanto a los talibán como a las tropas internacionales, incluidas las de Estados Unidos.

El pasado 12 de abril, la Cámara de Antejuicio del TPI rechazó la petición de la Fiscalía de abrir una investigación formal sobre Afganistán por considerar que, aunque hay base legal, en estos momentos tiene escasas probabilidades de éxito por la falta de colaboración de las partes afectadas.

Bensouda recurrió la decisión el 7 de junio por considerar que este cierre preventivo "podría afectar no solo al resultado de un eventual juicio, sino también a la misma posibilidad de que ese juicio tenga lugar", un recurso que fue respaldado días después por un grupo de víctimas.

La Cámara de Antejuicio ha dado vía libre este martes a revisar su decisión en "interés de la justicia". "Una vez que la Fiscalía presente su apelación, dependerá de la Cámara de Apelaciones decidir si confirma o no la decisión de la Cámara de Antejuicio", ha indicado el alto tribunal en un comunicado.

El TPI inició en 2006 un examen preliminar de los crímenes cometidos en Afganistán, si bien Bensouda considera que la Fiscalía está lista para dar un paso más hacia la investigación formal, que podría conducir a un juicio.

La Cámara de Antejuicio coincidió con ella en que "hay una base razonable para considerar que en Afganistán se han cometido crímenes bajo la jurisdicción del TPI", pero rechazó dar un paso más por considerar que "las expectativas de éxito (...) son extremadamente limitadas".

El presidente estadounidense, Donald Trump, celebró la decisión como "una gran victoria". "Cualquier intento de atacar a estadounidenses, israelíes o personal aliado para procesarlos recibirá una rápida y fuerte respuesta", dijo entonces el inquilino de la Casa Blanca.

Estados Unidos anunció el 15 de marzo que denegaría los visados al personal del TPI y revocaría los que ya se le hubieran concedido, con el objetivo de impedir una posible investigación sobre los presuntos crímenes de las fuerzas norteamericanas en Afganistán.

El Gobierno de Trump cumplió su amenaza y retiró el visado a la fiscal jefe del TPI, aunque podrá seguir entrando a Estados Unidos cuando se trate de viajes relacionados con Naciones Unidas, que tiene su sede principal en Nueva York.

Contador

Para leer más