Un tribunal chino recomienda conmutar la pena de muerte a la esposa de Bo Xilai

Publicado 14/12/2015 7:55:12CET
Gu Kailai
REUTERS TV / REUTERS

MADRID, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

Un tribunal de Pekín ha recomendado este lunes conmutar la pena de muerte a Gu Kailai, esposa del exdirigente municipal del Partido Comunista de China (PCCh) Bo Xilai, por una cadena perpetua.

Gu fue sentenciada en 2012 a pena de muerte suspendida por el asesinato del ciudadano británico Neil Heywood, una condena que sería conmutada a cadena perpetua siempre que en los próximos dos años mantenga un buen comportamiento en prisión.

En este sentido, el Alto Tribunal Municipal de Pekín ha recalcado que basa la conmutación de la sentencia en "los actos de arrepentimiento" y la "ausencia de actividad criminal" por parte de Gu desde su encarcelamiento, según ha recogido la emisora estatal China National Radio.

El tribunal encargado del caso en 2012 consideró probado que Gu y su hijo tuvieron una disputa por motivos económicos con Heywood, quien llegó a amenazar al hijo de Gu en correos electrónicos, lo que llevó a la mujer a temer por su vida y por ello decidió asesinar al británico envenenándole en noviembre de 2011.

Con ese objetivo, Gu pidió a Zhang Xiaojun, entonces empleado del Comité Municipal del PCCh en la provincia de Chongqing, que invitara y acompañara a Heywood hasta la sede del Gobierno local en esta región del suroeste de China.

Cuando Heywood se registró en un hotel de Chongqing, Gu, acompañada por Zhang, acudió al establecimiento para envenenar con cianuro al británico. La mujer logró envenenarle tras emborracharle en su habitación.

Los expertos que declararon durante el proceso han asegurado que Gu tenía capacidad para asumir la responsabilidad del crimen aunque sufría un desorden mental, toda vez que era consciente de lo que hacía pero carecía de capacidad de autocontrol.

Tras su arresto, Gu aportó a las autoridades información sobre otras infracciones legales cometidas por miembros del PCCh y, en el juicio, reconoció su culpabilidad y se mostró arrepentida del delito que había cometido.

LA CONDENA A BO POR CORRUPCIÓN

Bo Xilai fue condenado a cadena perpetua en septiembre de 2013 después de ser declarado culpable de todos los cargos que pesaban contra él por corrupción, aceptar sobornos y abuso de poder.

Bo, antiguo jefe del PCCh de la ciudad de Chongqing, fue expulsado de las filas del partido inmediatamente después de que su esposa fuera declarada culpable del asesinato del empresario británico.

La Fiscalía acusó a Bo de recibir más de 20 millones de yuanes (unos 2,5 millones de euros) en sobornos de dos empresarios, de apropiarse de otros cinco millones de yuanes (cerca de 600.000 euros) de un proyecto estatal de edificación, y de abusar de su poder para intentar cubrir el asesinato cometido por su mujer.

Durante el proceso, se presentaron detalles de una villa en la Costa Azul (Francia) que el empresario Xu Ming habría adquirido para la familia de Bo, así como la compra, por parte del mismo empresario, de numerosos viajes al extranjero para el hijo de Bo y Gu, Bo Guagua.

Para leer más