Un tribunal de EEUU condena a 18 meses de cárcel por conspiración a la presunta espía rusa Maria Butina

EEUU/Rusia.- Un tribunal de EEUU condena a 18 meses de cárcel por conspiración a la presunta espía rusa Maria Butina
REUTERS / HANDOUT .
Publicado 26/04/2019 19:19:12CET

NUEVA YORK, 26 Abr. (EUROPA PRESS) -

Un tribunal federal de Estados Unidos ha condenado este viernes a 18 meses de cárcel a la presunta espía rusa Maria Butina tras declararse culpable del cargo de conspiración para infiltrarse en un grupo a favor de la posesión de armas y de influir a activistas conservadores afines al partido Republicano.

Butina, sin embargo, solo se pasará otros nueve meses de cárcel más, dado que la jueza encargada del caso, Tanya Chutkan, ha considerado como tiempo cumplido los primeros nueve meses que ha pasado entre rejas durante el proceso. Butina, además, será deportada a Rusia cuando termine la condena.

Butina es una ciudadana rusa de 30 años que llegó a Estados Unidos como estudiante de la Universidad Americana en Washington. Allí, y "siguiendo órdenes", según sus palabras, comenzó a tratar con activistas y republicanos, en especial a través del principal grupo de presión del país, la Asociación Nacional del Rifle (NRA).

La mujer fue arrestada el pasado mes de julio, acusada de violar una normativa que prohíbe a cualquier extranjero actuar como agente a cargo del Gobierno de su país sin informar primero a la Fiscalía norteamericana, un delito considerado como "espionaje light".

Varias reuniones, reveladas a la agencia Reuters por varias personas familiarizadas también involucraron al entonces vicepresidente de la Reserva Federal (FED), Stanley Fischer, y el subsecretario del Tesoro para Asuntos Exteriores, Nathan Sheets. Butina se declaró culpable en diciembre y aceptó cooperar con el Gobierno.

Antes de recibir sentencia, Butina lamentó entre lágrimas el dolor causado. "Mis padres supieron de mi detención desde su granja en Siberia. Les he hecho mucho daño. Vine a Estados Unidos sin órdenes, pero con esperanza, y ahora no queda nada más que penitencia".

El abogado de Butina, Alfred Curry, ha negado los cargos hasta el final. "María no es una espía. No ejerce en los servicios de Inteligencia. Nunca ha trabajado para el Gobierno ruso, ni conoce códigos secretos. Nunca ha participado en actividades encubiertas y nunca ha mentido a nuestro gobierno", ha manifestado en declaraciones recogidas por la cadena estadounidense CNN.

La jueza, por contra, aseguró que la situación de Butina no es un caso de "una estudiante extranjera con ganas de causar impresión", y recordó que Butina se puso deliberadamente en contacto con la NRA, informó de ello a un responsable del Banco Central de Rusia, Alexander Torshin, e incluso ayudó a organizar un viaje a Moscú de altos cargos de la asociación.

El pasado mes de diciembre, Rusia acusó a Estados Unidos de obligar a Butina a confesar falsamente que ella era una agente rusa. Es más, Putin dijo que los servicios de Inteligencia del país no sabían nada sobre ella. "Cuando me enteré de la situación entorno a ella (...) primero pregunté a todos los jefes de nuestros servicios de Inteligencia quién es, y nadie sabe absolutamente nada de ella", afirmó.

Contador

Para leer más