Un tribunal ruso condena a un antiguo líder de los tártaros de Crimea por criticar la anexión

Banderas de Crimea y de Rusia durante el aniversario de la anexión.
MAXIM SHEMETOV / REUTERS
Actualizado 27/09/2017 19:57:57 CET

MOSCÚ, 27 Sep. (Reuters/EP) -

La Justicia rusa ha condenado este miércoles a dos años de prisión a un antiguo líder de los tártaros de Crimea, Ilmi Umerov, acusado de poner en cuestión la integridad territorial de Rusia y de haber instado a la independencia de Crimea durante una entrevista.

El antiguo 'número dos' del Congreso del Pueblo Tártaro de Crimea, que ocupó el puesto hasta que las autoridades rusas tomaron el control del territorio en 2014, ha explicado que es cierto que se opone a la anexión rusa pero que la entrevista a la que se refiere la Fiscalía está mal traducida y se han distorsionado sus comentarios.

Umerov, de 60 años, está enfermo de parkinson y sufre ataques de hipertensión. El abogado del condenado, Mark Feygin, ha asegurado que apelará el veredicto alegando que "su entrada en prisión va a significar su muerte".

El Gobierno de Ucrania ha denunciado que se trata de "una sentencia ilegal y motivada por intereses políticos" que viola los Derechos Humanos del acusado. El Ministerio de Exteriores ucraniano ha acusado a Rusia de "presionar constantemente a los líderes defensores de la independencia de Crimea".

El presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, ha manifestado que la sentencia es "embarazosa" y ha expresado en las redes sociales su esperanza de que los países de Occidente incrementen su presión sobre las autoridades rusas. Poroshenko ya defendió a principios de septiembre que el encarcelamiento de otro de los líderes tártaros de Crimea, Ahtem Chiygoz, formaba parte de una operación de represión por parte de las autoridades rusas.

Los tártaros, una comunidad de fe musulmana que representa un 15 por ciento de la población crimea, se oponen en su mayoría al control ruso de la región y defienden que el proceso de subordinación territorial fue ilegal, una visión que comparten los estados occidentales. Moscú ha negado las acusaciones y ha asegurado que los crimeos aceptaron por mayoría la anexión por medio de un referéndum justo y legal.

Un informe de la ONU sobre Derechos Humanos presentado este lunes revela que el Gobierno ruso ha cometido graves violaciones de los Derechos Humanos en Crimea, incluyendo la deportación de prisioneros, un estudio que Moscú ha criticado por "no tener fundamento".