18 de febrero de 2020
 

Tribus de Namibia apelarán la decisión de desestimar una demanda contra Alemania por su genocidio en el país

Publicado 07/03/2019 18:05:26CET
Restos mortales de las víctimas del genocidio de Namibia
REUTERS / CHRISTIAN MANG - Archivo

WINDHOEK, 7 Mar. (Reuters/EP) -

Un grupo de tribus de Namibia que denunciaron a Alemania ante un tribunal de Estados Unidos por el genocidio cometido por parte de sus tropas coloniales en los primeros años del siglo XX han anunciado que apelarán la desestimación del caso por parte de la corte.

La jueza estadounidense Laura Taylor Swain indicó el miércoles que Alemania era inmune a las afirmaciones de los descendientes de las comunidades herero y nama, lo que le priva al país de su jurisdicción en lo que algunos historiadores llaman el primer genocidio del siglo XX.

El líder de los herero, Vekuii Rukoro, ha sostenido que la jueza ha cometido varios errores en su análisis y ha adelantado que apelarán. "Hemos ordenado a nuestros abogados en Nueva York que actúen de forma inmediata", ha sostenido.

Fuentes del Ministerio de Exteriores de Alemania han dicho que hay conversaciones con Namibia para alcanzar una posición de consenso sobre el pasado colonial alemán. "Las conversaciones avanzan de forma constructiva y en una atmósfera de respeto mutuo", han manifestado.

Namibia estuvo bajo dominio alemán entre 1884 y 1915. Decenas de miles de indígenas fueron masacrados durante una serie de protestas contra el régimen colonial entre 1904 y 1908 o murieron de hambre o en campos de detención.

Los historiadores estiman que entre las víctimas mortales hay unos 65.000 herero y otros 10.000 nama, lo cual representa el 80 y el 50 por ciento de los miembros de esos grupos indígenas, respectivamente.

El Gobierno de Alemania entregó en agosto de 2018 los restos mortales de los indígenas que murieron en el marco del genocidio perpetrado durante la era colonial en Nambia.

Se trató de la tercera entrega que hizo Alemania a Namibia de las víctimas del genocidio, cuyos restos mortales fueron trasladados a Europa para unos experimentos científicos que después fueron imitados por los nazis con los judíos. Alemania nunca se ha disculpado formalmente por este genocidio.