Actualizado 06/07/2015 08:14 CET

Tropas nigerianas cruzan la frontera hacia Camerún para perseguir a milicianos de Boko Haram

YAUNDÉ, 26 Ago. (Reuters/EP) -

Unos 480 soldados nigerianos han cruzado este martes la frontera hacia Camerún, después de que milicianos de la secta islamista Boko Haram atacaran una base militar y una comisaría de Policía, según han informado las autoridades camerunesas.

Milicianos de Boko Haram han atacado una base miliar y una comisaría de Policía en la localidad nigeriana de Gamboru, dando lugar a un enfrentamiento en el que los milicianos han conseguido huir a través de la frontera con Camerún.

Para dar con los responsables de este ataque, las tropas nigerianas han entrado en la localidad camerunesa de Fotokol, según ha informado el portavoz del Ministerio de Defensa de Camerún, el teniente coronel Didier Badjeck.

Las Fuerzas Armadas nigerianas han confirmado que algunos de sus soldados han rebasado la línea limítrofe "en una maniobra técnica", después de fuertes combates con Boko Haram en Gamboru, pero no ha detallado cuántos.

El portavoz del Ministerio de Defensa de Nigeria, el general Chris Olukolade, ha explicado que "tratándose de países aliados, el protocolo para estos incidentes exige que las tropas (extranjeras) entreguen sus armas para garantizar que no están en una misión hostil".

"Los soldados nigerianos desarmados han sido acomodados en una escuela de Maroua. Las negociaciones están en marcha para que puedan volver a su país", ha explicado, por su parte, el portavoz del Ministerio de Defensa de Camerún a Reuters.

Badjeck ha asegurado que las tropas camerunesas han repelido el ataque de Boko Haram. "Nuestras tropas han conseguido matar a muchos (milicianos)", ha sostenido. El coronel camerunés Felix Nji Formekong ha añadido que un soldado ha resultado herido.

Este incidente se ha producido a pesar de que Camerún cerró su frontera con Nigeria el pasado 19 de agosto para evitar que el brote de ébola que afecta a la región entrara en su territorio, lo que sugiere que Boko Haram podría empezar a lanzar ataques para asegurar el territorio que ya controla en el noreste de Nigeria y no solo para desestabilizar el Gobierno de Goodluck Jonathan.