Trump afirma que se han hecho "muchos progresos" para resolver las tensiones con Irán

Publicado 16/07/2019 23:17:03CET
Donald Trump
Donald TrumpGETTY

MADRID, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha afirmado este martes que se han hecho "muchos progresos" para resolver las tensiones con Irán, antes de agregar que el Gobierno del país asiático "quiere hablar".

"Veremos que pasa", ha manifestado, antes de recalcar la disposición de Washington a "ayudar" a Irán. "Seremos buenos con ellos. Trabajaremos con ello. Les ayudaremos de todas las formas posibles. Pero no pueden tener armas nucleares", ha manifestado.

Asimismo, ha asegurado que Estados Unidos "no busca un cambio de régimen" en Irán. "Vi al (ex) presidente (Barack) Obama y a otros muchos presidentes intentarlo. No funcionó demasiado bien", ha señalado.

"No buscamos eso para nada", ha incidido, antes de apuntar que Irán "no puede estar probando misiles balísticos, algo que según el actual acuerdo (nuclear, firmado en 2015) pueden hacer".

Por último, ha recalcado que Irán "debe salir de Yemen", escenario de una guerra entre el Gobierno reconocido internacionalmente, respaldado por la coalición que lidera Arabia Saudí, y los huthis, apoyados por Teherán.

Las tensiones entre Estados Unidos e Irán y dentro de la región de Oriente Próximo han aumentado en los últimos meses a causa de la salida de Washington del acuerdo nuclear firmado en 2015.

El Gobierno de Irán ha anunciado que se desvinculará progresivamente del acuerdo y anunciará nuevas medidas cada 60 días si Europa no toma "nuevas iniciativas" para garantizar la plena reincorporación de la República Islámica a los mercados internacionales.

Así, el 8 de julio dijo que ha empezado a enriquecer uranio por encima del 3,67 por ciento fijado por el acuerdo nuclear firmado y resaltó que llegar al 20 por ciento es una opción. Sin embargo, es un porcentaje que dista mucho del 90 por ciento exigido para fabricar armas nucleares.

Teherán subraya que estas medidas no suponen un incumplimiento del acuerdo, ya que lo consideran legítimo desde el momento en el que una de las partes --en este caso Estados Unidos-- se retiró unilateralmente hace más de un año.