Trump desoye las protestas en Reino Unido y las atribuye a "noticias falsas"

US President Donald Trump visits UK
Aaron Chown/PA Wire/dpa
Actualizado 04/06/2019 16:42:30 CET

El presidente de Estados Unidos asegura que ha rechazado una petición de Corbyn para reunirse

LONDRES, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

La primera ministra de Reino Unido, Theresa May, y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, han reafirmado este martes su compromiso para mantener una alianza bilateral que califican de "extraordinaria", en el marco de una visita de Estado marcada sin embargo por las protestas. "No las he visto", ha dicho Trump, que ha denunciado "noticias falsas".

El mandatario norteamericano aterrizó el martes en Reino Unido y, tras una primera jornada más protocolaria que política --la reina Isabel II es "una mujer fantástica" en palabras de Trump--, este miércoles la agenda ha incluido varias reuniones de alto nivel con las que seguir avanzando en la "relación especial" entre Estados Unidos y Reino Unido.

Los dos líderes han reiterado su compromiso para que sus respectivos países cierren un acuerdo comercial una vez que Reino Unido haya abandonado la Unión Europea. Según Trump, las relaciones comerciales bilaterales tiene un "potencial tremendo" y, con un nuevo acuerdo, las cifras podrían duplicarse o incluso triplicarse.

May, no obstante, ha reconocido que en el terreno político no siempre están de acuerdo --"diferimos a veces", ha dicho--, como ha quedado de manifiesto en las posturas sobre cambio climático o el acuerdo nuclear iraní, del que Trump se desmarcó hace poco más de un año.

La primera ministra británica ha defendido la validez del acuerdo, a pesar de criticar las actividades "desestabilizadoras" del régimen de los ayatolás, ante un Trump que sigue viendo a Irán como la principal amenaza en Oriente mPróximo. "Entre las mayores amenazas a las que se enfrentan nuestras naciones está el desarrollo de las armas nucleares", ha subrayado Trump.

PROTESTAS

May y Trump han comparecido ante los medios tras una reunión en Downing Street que ha tenido por réplica en las calles una manifestación con miles de personas. Esta marcha, respaldada por líderes opositores como el laborista Jeremy Corbyn, pretendía mostrar la disconformidad de una parte de la ciudadanía con las actuales políticas de la Casa Blanca.

"He oído que había protestas, pero (...) no las he visto", ha declarado Trump al ser interrogado al respecto durante la rueda de prensa. "He visto una pequeña protesta cuando venía, muy pequeña, por lo que hay mucho de noticias falsas", ha apostillado el mandatario norteamericano, utilizando el término inglés 'fake news'.

Trump también ha aprovechado para criticar a Corbyn y al alcalde de Londres, Sadiq Khan, con quien se ha intercambiado críticas en estos últimos días. "Por lo que sé, no es muy buen alcalde", ha insistido el presidente estadounidense, antes de referirse a ambos como "fuerzas negativas".

Según el mandatario de Estados Unidos, Corbyn le pidió una reunión aprovechando la visita pero declinó esta posibilidad, si bien el propio líder laborista ha afirmado ante los manifestantes que "de ninguna forma se negaba a verse con nadie", informa la BBC.

Los medios británicos, en cambio, han informado de que Trump pidió verse con el exministro Boris Johnson, uno de los principales favoritos a suceder a May en Downing Street. Trump ha dicho que tanto Johnson como el actual jefe de la diplomacia británica, Jeremy Hunt, harían "un buen trabajo" como primeros ministros y ha dicho no conocer al ministro de Medio Ambiente, Michael Gove, que también se postula a la sucesión.

May ha salido en apoyo de Trump y ha recordado a los líderes laboristas que la visita de Estado de estos días y las reuniones mantenidas están centradas en la "relación futura" que deben mantener Reino Unido y Estados Unidos, en un intento por aparcar cualquier lectura política.

TRUMP APOYA EL BREXIT

En relación al Brexit, Trump ha esquivado posibles alusiones a un divorcio abrupto entre Reino Unido y la Unión Europea, pero sí ha defendido que el Brexit "debería ocurrir", de tal forma que el Gobierno británico sea capaz de controlar las fronteras y desarrollar sus propias políticas.

May, por su parte, ha abogado por una salida "ordenada" del bloque comunitario y, entre bromas, ha marcado distancias. "Creo recordar que el presidente sugirió que denunciase a la Unión Europea, algo que no hicimos. Empezamos unas negociaciones y conseguimos un buen acuerdo", ha esgrimido.

"Yo habría denunciado pero vale (...) Probablemente ella sea mejor negociadora que yo", ha apostillado Trump.

Contador