Actualizado 17/02/2022 16:21

Johnson cree que el bombardeo de una guardería es un plan para "desacreditar a Ucrania"

Archivo - La ministra de Exteriores británica, Liz Truss.
Archivo - La ministra de Exteriores británica, Liz Truss. - Kirsty O'connor/PA Wire/dpa - Archivo

Truss acusa a Rusia de "fabricar pretextos" y crear una "campaña de desinformación" para invadir Ucrania

Un alto cargo del Gobierno alerta de que la tensión con Rusia podría prolongarse durante "décadas"

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

El primer ministro británico, Boris Johnson, ha asegurado este jueves que las recientes imágenes de un jardín de infancia bombardeado en la región de Lugansk no son más que un operativo para "desacreditar a Ucrania", que ha culpado a los rebeldes separatistas de estar detrás de dicho ataque

"Hoy, como ya se dieron cuenta, un jardín de infancia ha sido bombardeado en lo que consideramos, bueno, lo sabemos, una operación diseñada para desacreditar a Ucrania, diseñada para crear un pretexto, un provocación espuria", ha dicho Johnson.

"Nos tememos mucho que ese sea el tipo de cosas que más veremos en los próximos días", ha aventurado el primer ministro británico durante su visita este jueves a la base aérea de Waddington, en el condado de Lincolnshire (este).

El incidente ha tenido lugar en Stanitsia Lugansk, cuando la escuela sufrió el impacto de varios proyectiles disparados, según Kiev, por "las tropas de ocupación rusas". Al menos dos civiles han resultado heridos.

Por su parte, la ministra de Exteriores de Reino Unido, Liz Truss, ha acusado este jueves al Gobierno ruso de "fabricar pretextos" sobre la presunta actividad militar "anormal" de las fuerzas ucranianas en el este del país y de crear una "campaña de desinformación".

"Esto es típico del Kremlin. Seguiremos desmintiendo esta campaña de desinformación", ha señalado en un mensaje difundido a través de su cuenta de Twitter. Así, ha señalado que está "muy preocupada por las recientes informaciones sobre una creciente agresión".

"Más de 7.000 efectivos adicionales se encuentran cerca de la frontera ucraniana y se ha producido un ataque por parte de las tropas prorrusas contra una guardería en Ucrania", ha matizado antes de insistir en que Rusia debe retirar sus tropas "ahora que es tiempo para la diplomacia".

Truss ha recalcado de nuevo que Reino Unido apoya a Ucrania ante la "agresión no provocada de Rusia".

Por su parte, el subsecretario de Estado para las Fuerzas Armadas británicas, James Heappey, ha alertado este jueves de que la tensión con Rusia en torno a Ucrania podría prolongarse durante "décadas" y tener consecuencias a largo plazo para toda una "generación".

Heappey ha aseverado que la "fuerte competición" entre Rusia y Occidente podría durar muchos años después de que Truss asegurara que Moscú podría estar planeando un "ataque de falsa bandera" para justificar un posible ataque sobre suelo ucraniano.

Así, ha señalado en declaraciones a la emisora LBC que independientemente de lo que el presidente ruso, Vladimir Putin, decida al respecto "hay que tener claro que estamos entrando en un nuevo periodo" histórico que podría alargarse.

CAMPAÑA DE DESINFORMACIÓN

Heappey ha señalado que las declaraciones sobre la supuesta retirada rusa de la frontera forma parte de la "campaña de desinformación" dado que las tropas se están preparando, en realidad, para una ofensiva.

Además, ha afirmado que Moscú sigue desplegando soldados en la zona y construyendo puentes para utilizarlos en caso de incursión militar, según informaciones del diario 'The Guardian'.

"Lo preocupante que hemos visto en las últimas 48 horas no es el cambio que se ha anunciado en Moscú", ha matizado, al tiempo que ha expresado que "nos encontramos al borde de una gran guerra en Europa en la que miles de personas podrían morir".

"Me temo que es una campaña de desinformación cuando vemos imágenes aparentes de tropas rusas alejándose de la frontera. Todos nuestros indicadores sugieren que la acumulación y los preparativos continúan", ha aseverado.

A pesar de que muchos consideran que una invasión rusa no llevaría a la intervención militar británica dado que el país no forma parte de la OTAN, el despliegue de tropas ha provocado la alerta de gran parte de la comunidad internacional.

Más información