Turquía enviará un cuarto buque de prospección al Mediterráneo oriental pese a la presión de la UE

Actualizado 16/07/2019 16:33:49 CET

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

Turquía ha aclarado este martes que la decisión de la UE de suspender los contactos bilaterales de alto nivel y recortar las ayudas a la preadhesión del país al bloque comunitario no afectará a sus "actividades de hidrocarburos" en el Mediterráneo oriental, anunciando que enviará un cuarto buque a aguas de la isla de Chipre en busca de gas y petróleo.

Fuentes diplomáticas explicaron a Europa Press el lunes que los gobiernos de los Veintiocho habían acordado estas medidas en respuesta a las "ilegales" exploraciones de gas y petróleo que hacen tres buques turcos en aguas de la Zona Económica Exclusiva de Chipre.

"Las conclusiones adoptadas por el Consejo de Asuntos Exteriores de la UE ayer no afectarán de ninguna manera a la determinación de Turquía para continuar con sus actividades de hidrocarburos en el Mediterráneo oriental", ha respondido este martes el Ministerio de Exteriores turco en un comunicado.

Ankara ha considerado que la conclusiones de Bruselas "demuestran cuán prejuiciosa e imparcial es la UE en relación con Chipre, en la medida en que no hace referencia a los turcochipriotas, que tienen los mismos derechos (que los grecochipriotas) sobre los recursos naturales de la isla".

Chipre está dividida desde que el Ejército turco invadió y ocupó en 1974 la parte norte de la isla, donde años después se declaró la República Turca del Norte de Chipre (RTNC), que sólo reconocen Turquía y la Organización de la Conferencia Islámica (OCI). La parte sur, unos dos tercios de la isla, es la República de Chipre, que ingresó en la UE en 2004.

El Gobierno de Recep Tayyip Erdogan ha reiterado que sus "actividades de hidrocarburos" tienen dos objetivos, por un lado, "proteger sus derechos en la plataforma continental" y, por otro, "proteger los derechos de los turcochirpiotas, que son copropietarios de la isla".

En lo tocante al primer punto, ha esgrimido que "para Turquía no es posible empezar conversaciones con la Administración grecocgipriota sobre el límite de la jurisdicción marítima hasta que se resuelva la cuestión de Chipre", incidiendo en que "la República de Chipre no es un Estado real a los ojos de Turquía y la RTNC".

"La razón por la que la cuestión de Chipre no se ha resuelto hasta ahora es que los grecochipriotas no aceptan la igualdad política de los turcochipriotas desde 1963", ha insistido, subrayando que no se podrá acordar una solución hasta que la parte grecochipriota y la UE asuman que "el interlocutor" debe ser la RTNC.

En cuanto a la segunda parte, "la solución solo será posible si los derechos de los turcochipriotas son garantizados", para lo cual ha abgoado por mantener la línea de la propuesta realizada el pasado 13 de julio por la RTNC.

"La preferencia de la UE por tomar decisiones contra Turquía en lugar de hacer uso de esa oportunidad para animar a las dos partes a unirse en lo relativo a los recursos de hidrocarburos, es un comportamiento ineficaz, irreal y poco constructivo", ha reprochado la diplomacia turca.

CUARTO BUQUE

Así, ha ratificado que, frente a lo que ha considerado "posiciones maximalistas" de la UE y los grecochipriotas, Turquía "seguirá defendiendo sus derechos y los de los turcochipriotas con determinación", manteniendo sus "actividades de hidrocarburos".

En este sentido, el ministro de Energía turco, Fatih Donmez, ha anunciado vía Twitter que Turquía enviará un cuatro buque de prospección a las aguas chipriotas. Se trata del 'Oruc Reis', que se dirigirá al Mediterráneo oriental en cuando complete su misión en el mar de Mármara.

Para leer más