Actualizado 20/08/2007 18:34 CET

Turquía.- Gül no sale nombrado presidente de Turquía en la primera votación parlamentaria

ESTAMBUL (TURQUIA), 20 Ago. (del corresponsal de EUROPA PRESS, Ildefonso González) -

El ministro turco de Asuntos Exteriores en funciones, Abdulá Gül, no salió elegido como jefe de Estado en la primera ronda de las elecciones presidenciales que se celebró hoy en el Parlamento, aunque se quedó a 26 votos de conseguirlo.

Gül recibió el voto favorable de 341 diputados, precisamente los mismos con que cuenta el gobernante Partido de la Justicia y el Desarrollo (el islamista moderado AKP) después de su victoria por mayoría absoluta en las elecciones legislativas anticipadas del pasado 22 de julio.

El ministro necesitaba el apoyo de al menos dos tercios de los diputados (367) para ser designado presidente en la votación de hoy. Los otros dos candidatos al puesto, los diputados del Partido de Acción Nacionalista (el ultranacionalista MHP) Sabahattin Cakmakoglu y del Partido de la Izquierda Democrática (DSP), Tayfun Icli, obtuvieron 70 y 13 votos, respectivamente.

La próxima votación tendrá lugar el próximo viernes. De nuevo, cualquier de los tres aspirantes requerirá de una mayoría de dos tercios del hemiciclo para convertirse en jefe de Estado. Todo apunta a que será en la tercera votación, el martes 28 de agosto, cuando Gül sea proclamado undécimo presidente de la República, ya que entonces le bastaría con una mayoría absoluta, esto es, 276 votos.

Todos los grupos parlamentarios, salvo el conformado por el opositor Partido Republicano del Pueblo (CHP), asistieron a la votación de hoy en el Parlamento. "La República secular en Turquía, el único modelo entre los países islámicos, se encuentra bajo amenaza (...) No estaremos presentes en la Asamblea General durante las elecciones presidenciales para no tener ninguna responsabilidad en este proceso", señaló esta mañana el presidente del CHP, el septuagenario Deniz Baykal.

Mientras, Gül afirmó que "ahora es al Parlamento al que le toca hablar". "Todos respetaremos su decisión", dijo en una velada crítica al proceso que puso en marcha la oposición laica la pasada primavera para boicotear su designación.

El cargo de presidente en Turquía no es meramente representativo, ya que le corresponden importantes competencias gubernamentales, es el comandante en jefe del Ejército y tiene poder de veto sobre algunas leyes. Asimismo, nombra a los miembros del Tribunal Constitucional y a los rectores de las universidades, entre otros cargos, y puede cambiar la Carta Magna si cuenta con el apoyo del Parlamento.