Sánchez hablará en bilateral con Juncker y Tusk de inmigración y Brexit antes de la cumbre del miércoles

Actualizado 16/10/2018 13:50:05 CET

BRUSELAS, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, mantendrá este miércoles sendas reuniones bilaterales en Bruselas con el jefe del Ejecutivo comunitario, Jean-Claude Juncker, y con el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, para discutir sobre la política migratoria, las negociaciones del Brexit y sobre presupuesto, horas antes de que arranque una cumbre europea.

La cita con Tusk ha sido acordada a petición del Gobierno español, según han indicado fuentes europeas a Europa Press, y tendrá lugar a las 17.00 horas en la sede del Consejo Europeo, en donde dos horas más tarde los jefes de Estado y de Gobierno de la UE sin Reino Unido están citados para evaluar el estado de las negociaciones del Brexit.

En la agenda del encuentro bilateral destacan tres asuntos: "migración, Brexit y el presupuesto" europeo, de acuerdo a las mismas fuentes, que han enumerado tres asuntos que son de interés para España y también recogen la agenda que discutirán los jefes de Estado y de Gobierno de la UE, ya a Veintiocho, en el Consejo Europeo que tendrá lugar al día siguiente, también en Bruselas.

En el caso de la reunión con Juncker, prevista para las 19.30 horas, la idea de mantener un encuentro bilateral surgió de una conversación telefónica mantenida entre ambos este lunes, mismo día en que el Gobierno remitió a la Comisión Europea su propuesta de Presupuestos para 2019, que Bruselas debe evaluar de aquí a finales de noviembre.

En el "menú" de la discusión con el jefe del Ejecutivo comunitario estarán todos los asuntos de la agenda europea que los líderes de la Unión Europea discutirán en la cumbre, ha precisado el portavoz de Juncker, Margaritis Schinas.

En ambos casos se trata de una oportunidad para el "intercambio de pareceres" sobre cuestiones presupuestarias, migración y Brexit, han añadido fuentes del Gobierno, que no dan más detalles sobre el mensaje que tiene previsto llevar Sánchez a Bruselas.

INTERESES DE ESPAÑA EN LA CUMBRE

España ve con preocupación el repunte de las llegadas irregulares de inmigrantes a sus costas a través del Mediterráneo occidental, a pesar de la tendencia a la baja de las cifras globales europeas, por lo que en los contactos con sus socios comunitarios el Gobierno aboga por ofrecer un mayor apoyo a los países de salida o tránsito del continente africano, como Marruecos, Mauritania o Senegal.

En el caso de Marruecos, España insiste en que juega un papel determinante en la lucha contra la inmigración irregular y necesita la ayuda europea, un compromiso que la delegación española quisiera que quede recogido con "alguna referencia" expresa en el texto de conclusiones de la cumbre europea, según han indicado a Europa Press fuentes comunitarias.

Esta mención no consta en el borrador de conclusiones del Consejo Europeo redactado, si bien una segunda versión sí alude a que el refuerzo de la cooperación con los países de origen y tránsito debe darse "especialmente en el norte de África".

BREXIT Y ENCAJE DE GIBRALTAR

Otro de los asuntos de interés clave para España es la salida de Reino Unido que el bloque comunitario negocia con Londres y que se encuentra en punto muerto desde el pasado fin de semana, cuando se frustró un acuerdo a nivel "técnico" fundamentalmente por las diferencias en cuanto a la solución para la frontera entre Irlanda e Irlanda del Norte.

El protocolo sobre el estatus de Gibraltar tras el Brexit es otra de las cuestiones de la negociación, aunque el Gobierno considera que "no será una piedra en el camino" hacia el Acuerdo de Retirada de Reino Unido, porque este documento está "prácticamente en vías de solución", en palabras del ministro de Exteriores, Josep Borrell este martes.

El protocolo, con el mismo valor jurídico que el acuerdo de divorcio general con Reino Unido, lo negocian Madrid y Londres en paralelo a cinco memorandos anejos --sin el mismo peso legal-- en los que se tratan los asuntos "irritantes" que alejan más a las dos partes y que abordan medidas concretas sobre fiscalidad, contrabando de tabaco, vertidos contaminantes, control aduanero y la gestión del aeropuerto.