Actualizado 13/03/2007 20:35 CET

UE.- La Comisión Europea dice que la falta de coordinación de la distribución es una causa de la crisis de citricultura

BRUSELAS, 13 Mar. (EUROPA PRESS) -

La comisaria de Agricultura, Mariann Fischer Boel, afirmó hoy que la "falta de coordinación de los canales de distribución" en España es uno de los aspectos que explican la crisis de los cítricos españoles durante la cosecha de 2006-07, cuando el aumento de la producción y de la superficie de cultivo no se vio acompañado de un incremento del consumo.

La comisaria respondió a diversas preguntas que le plantearon eurodiputados del PP y del PSOE sobre las implicaciones que tendrá la reforma propuesta del sector de frutas y hortalizas sobre los cítricos en particular.

En alusión a las preguntas del socialista Joan Calabuig y de la popular Cristina Gutiérrez-Cortines, Fischer Boel señaló que "la falta de coordinación de la distribución en España también ha tenido su papel en las dificultades" registradas en la citricultura.

La comisaria afirmó que España representa el 60% de la producción de cítricos europeos y es el "principal abastecedor" de la UE de cítricos frescos. Añadió que "las caídas de precios en la campaña 2006-07 se explican por una conjunción de factores", tanto "estructurales" como "coyunturales".

En primer lugar, se refirió al aumento de la producción, que se espera que alcance un "record" en la presente campaña, con 11 millones de toneladas de cítricos, lo que supone un 8% más con respecto a 2005-06. Los mayores aumentos se produjeron en pequeños cítricos (13%) y las naranjas (10%).

Según la Comisión, se espera un record de producción de las naranjas, con 150.000 toneladas por encima de las mejores cifras registradas entre 1997 y 2005. Para los pequeños cítricos, la producción se sitúa por debajo de las 170.000 toneladas que se recogieron el año pasado pero es superior en más de 300.000 toneladas a la media de entre 1997 y 2005.

Por otra parte, Fischer Boel señaló que la superficie de cultivo también ha aumentado "de manera notable en España". Si entre 1997 y 2000 las clementinas ocuparon entre 80.000 y 90.000 hectáreas, entre 2002 y 2003 aumentó a 100.000. Ocurre parecido con clementinas y limones.

MÁS PRODUCCIÓN QUE CONSUMO

En este escenario, la comisaria señaló que "el consumo siguió hasta aquí (2003) el aumento de la producción" pero que a partir de entonces "es posible que las cantidades producidas se hayan encontrado, al menos en la campaña actual, por encima de la demanda de los consumidores".

También atribuyó parte de la crisis de precios de los cítricos al tiempo "lluvioso", que, dijo, "ha retrasado la cosecha y perturbado el escalonamiento de la comercialización" y que también tiene un "impacto negativo en la calidad de las frutas". Aludió además a que "las temperaturas suaves registradas en Europa en el otoño e invierno de 2006 también han tenido un impacto negativo sobre el nivel de consumo".

Las variadas preguntas de los eurodiputados hicieron mención a distintos elementos de la propuesta legislativa de la Comisión para la reforma de la organización común del mercado (OCM) de las frutas y hortalizas, como el cultivo en tierras de pago único, la desvinculación de la ayuda a la producción o las exigencias en materia de seguridad fitosanitaria a las importaciones desde países terceros.

En concreto, Fischer Boel, respondió al eurodiputado del PP Javier Pomés que no piensa sacar a los cítricos del sector hortofrutícola ni darles un trato especial. Según dijo, "la Comisión considera que la reforma debería incluir a todas las frutas y hortalizas como un conjunto y no considera que sea necesario dar un tratamiento especial a un producto particular", afirmó.

TRANSFORMACIÓN

Por otra parte, el eurodiputado del PSOE Joan Calabuig se refirió al posible riesgo de que la sustitución de la ayuda a la producción por una ayuda a la hectárea "provoque problemas de materias primas en la industria transformadora", que "conduciría al cierre de fábricas, pérdida de empleos o de cuota de mercado".

Fischer Boel respondió que "la Comisión no comparte esta preocupación porque los productores europeos han desarrollado un modelo de producción muy poderoso" con una "alta especialización".

"El margen bruto del cultivo de cítricos destinados a la transformación seguirá siendo más interesante que cultivos alternativos", dijo la comisaria, que añadió que "no parece probable que los productores abandonen el sector después de la reforma". En cualquier caso, afirmó que "algunos productores podrían abandonar pero otros los reemplazarán".