Publicado 14/09/2020 18:35:00 +02:00CET

La UE ve avances de China en materia comercial pero pide pasos concretos para cerrar un acuerdo de inversiones

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, durante la cumbre con China
El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, durante la cumbre con China - Dario Pignatelli/European Counci / DPA

China se abre a que observadores independientes viajen a Xinjiang y evaluén la situación de los DDHH

BRUSELAS, 14 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Unión Europea ha valorado positivamente los avances registrados los últimos meses en su relación comercial con China, aunque ha insistido en que espera más pasos concretos de Pekín para cerrar pronto un acuerdo de inversiones, que permita un acceso más fácil al mercado chino para las empresas europeas.

Tras la videoconferencia a cuatro bandas entre el presidente chino, Xi Jinping, y la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, el presidente del Consejo, Charles Michel, y la canciller alemana, Angela Merkel, la UE se ha mostrado optimista de mantener un contacto al más alto nivel con Pekín para avanzar en temas de mutuo interés, pero ha insistido en que China debe levantar las barreras comerciales que mantiene a las firmas europeas en sectores como la telecomunicación, la biotecnología y la automoción.

Para Michel la UE tiene que ser un actor global y no un campo de batalla, por eso ha insistido en que la relación con China debe ser más equilibrada y basarse en la reciprocidad. "En algunas áreas estamos en el buen camino y en otras queda trabajo por hacer", ha asegurado.

La presidenta de la Comisión ha reiterado que hay tareas pendientes en lo relativo al acceso al mercado chino donde todavía hay muchas restricciones para los inversores europeos. "Es el momento de demostrar que hay interés de cambiar las cosas a mejor y entonces ahí será posible pactar el acuerdo de inversiones", ha señalado Von der Leyen.

Ante la presión en Europa para lograr cerrarlo antes de final de año, la política alemana ha argumentado que el acuerdo debe ser uno bueno y de calidad y no precipitarse por una cuestión de tiempo. "China nos tiene que convencer de que merece la pena cerrar el acuerdo", ha resumido.

De esta forma, recordó que la conversación comercial en junio, cuando se reunieron por última vez con Xi, estaba enquistada y entonces la UE se plantó y exigió progresos sustanciales.

"Ahora la reacción es positiva, vemos un diálogo al más alto nivel y hay progreso en algunas áreas", ha recalcado Von der Leyen, en referencia a la transferencia de tecnologías y a la mayor transparencia sobre los subsidios públicos y las empresas estatales.

En la misma línea, la canciller alemana, Angela Merkel, ha destacado que ve en el lado chino y en el europeo la "voluntad política" para que la negociación prospere, aunque ha evitado fijar un plazo para que la UE y China completen el acuerdo de inversiones.

DIÁLOGO SOBRE DDHH

A pesar de que Bruselas y Pekín no han pactado un comunicado conjunto, texto con el que la UE suele dejar por escrito los compromisos mutuos con sus socios, los políticos europeos han puesto en valor que la cumbre ha servido para tratar también las diferencias en materia de Derechos Humanos.

"Hemos subrayado nuestra preocupación sobre el trato a las minorías en la provincia de Xinjiang y Tíbet, y el trato a los activistas por los Derechos Humanos y a los periodistas. Hemos pedido acceso para observadores independientes en Xinjiang y la puesta en libertad de un ciudadano sueco y dos canadienses detenidos arbitrariamente", ha expuesto.

Según ha explicado Michel, China se ha abierto a que los expertos extranjeros visiten las zonas donde los Derechos Humanos se ponen en cuestión, como es del caso de Xinjiang, habitada por la minoria uigur.

Sobre Hong Kong, ha subrayado que la UE está preocupada por la aplicación de la ley de seguridad impuesta por Pekín en el territorio, que socava la autonomía del enclave, y así se lo ha expresado al mandatario chino.

"No bajamos el listón, queremos que estas cuestiones se traten al más alto nivel. No somos inocentes, sabemos que hay un modelo en China que es muy diferente al nuestro. Antes de esta videoconferencia teníamos dificultades para enviar una posición común y queremos continuar el contacto con China y esto incluye también el área de los Derechos Humanos y seguiremos de cerca estas cuestiones", ha señalado el político belga, quien ha propuesto una cumbre presencial en Bruselas en cuanto la pandemia lo permita.

Contador

Para leer más