Publicado 14/08/2020 20:59:55 +02:00CET

UNICEF alerta del "trauma adicional" para los niños de Líbano por la explosión en Beirut

Daños causados por la explosión en el puerto de la capital de Líbano, Beirut
Daños causados por la explosión en el puerto de la capital de Líbano, Beirut - Marwan Naamani/dpa

MADRID, 14 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) ha alertado este viernes del "trauma adicional" para los niños de Líbano a causa de la explosión registrada el 4 de agosto en la capital, Beirut, y ha pedido 39,5 millones de euros para cubrir las necesidades más acuciantes de los menores del país ante la grave crisis que atraviesa el país.

"Las explosiones de Beirut han creado un trauma adicional para los niños de Líbano que también tienen que hacer frente al impacto de una fuerte crisis económica y una pandemia devastadora", ha manifestado la directora ejecutiva del organismo, Henrietta Fore.

Así, ha resaltado que "UNICEF y sus aliados han estado en el terreno desde el primer día, recuperando reservas de vacunas, distribuyendo agua y ayudando a limpiar los escombros" y ha agregado que el organismo "cuenta con los donantes para ayudar a apoyar a los niños y las familias que se ven afectados por esta tragedia y que necesitarán todo el apoyo que puedan recibir para reconstruir sus vidas".

Violet Speek-Warnery, representante adjunta de UNICEF en Líbano, ha señalado por su parte que la destrucción causada por la explosión "es de una magnitud difícil de asimilar" y ha incidido en que el suceso tuvo lugar "en una situación ya compleja de por sí, con una economía colapsada, inestabilidad política y el aumento de los casos de COVID-19".

"Desde el principio, UNICEF ha estado con el pueblo de Líbano, trabajando para proteger a los niños y para garantizar la seguridad de las infraestructuras de agua, salud y educación", ha resaltado, antes de agregar que el llamamiento de fondos busca dar ayuda a 100.000 niños durante los próximos tres meses.

El organismo ha enfatizado que su respuesta se articulará en tres ejes, el primero de los cuales tendrá como objetivo "mantener los niños a salvo" con apoyo psicosocial, facilitando servicios para proteger a los menores de la violencia de género y dando ayuda en efectivo para que las familias económicamente más vulnerables puedan satisfacer las necesidades básicas de sus hijos.

El segundo eje será "rehabilitar los servicios esenciales", en un momento en el que "muchas viviendas aún no son seguras" y en el que hay que trabajar para rehabilitar escuelas y 16 centros de salud dañados por la explosión que dan servicio a 160.000 personas.

Por último, ha señalado que el tercer campo de acción seguirá siendo el de limpieza de escombros, entrega de alimentos y agua y confección de mascarillas, que ha descrito como "quizá el aspecto más inspirador y esperanzador que se ha realizado hasta ahora con los recursos y herramientas proporcionados por UNICEF".

"Aún queda por conocer la magnitud de las consecuencias que las explosiones tendrán a largo plazo en los niños. Los efectos serán palpables durante meses o incluso durante años", ha adelantado UNICEF, que ha apostado por una respuesta "sostenida y prolongada para Líbano".

"Una que responda de manera integral a los múltiples desafíos que enfrenta el país: una enorme población de refugiados, la crisis socioeconómica y política, la pandemia de COVID-19 y la destrucción causada por las explosiones. Los niños de Líbano necesitan nuestra atención y apoyo duradero. No merecen nada menos", ha remachado.

Para leer más