UNICEF condena la muerte de un niño en un ataque contra un autobús escolar en Alepo (Siria)

Vista de la Ciudad Vieja de Alepo
REUTERS / OMAR SANADIKI - Archivo
Publicado 20/03/2019 23:38:36CET

MADRID, 20 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) ha condenado este miércoles la muerte de un niño en un ataque perpetrado el martes contra un autobús escolar en la localidad siria de Alepo (norte), en el que además resultó herida una profesora.

El director regional del organismo para Oriente Próximo y Norte de África, Geert Capelaere, ha dicho que "mientras las familias en la región se preparan para celebrar el Día de la Madre mañana, otra madre en Siria lamenta hoy la pérdida de su hijo".

"Es alucinante que un autobús escolar lleno de niños sea atacado. Es incomprensible que los combates continúen atacando a niños, maestros, escuelas e incluso autobuses escolares", ha señalado, según un comunicado.

"Existe la percepción errónea de que el conflicto en Siria ha terminado, no lo ha hecho. Este ataque es un recordatorio aleccionador de que la guerra contra los niños en Siria está lejos de terminar", ha recalcado.

Así, ha recordado que, según los datos de UNICEF, 2018 fue el peor año para los niños en los ocho años de conflicto, dado que se registró el mayor número de niños muertos y heridos.

"Este año no parece que vaya a ser mejor para los niños. Hasta la fecha, UNICEF ha recibido informaciones que indican que cerca de 170 niños han muerto en Siria", ha alertado.

"Algunos niños murieron en la línea de fuego, otros mientras huían de intensos combates y otros más murieron a consecuencia de condiciones climáticas adversas. ¿Hasta cuándo? ¿Cuántos más?", se ha preguntado Capelaere.

"¿Qué más tiene que pasar para que cese la guerra contra los niños en Siria? ¿Cuántas vidas más deben perderse para que la humanidad sea restaurada?", ha insistido, antes de reiterar su llamamiento para que las partes en conflicto eviten "que los niños pasen más sufrimiento, para evitar que las madres, los padres y las familias en Siria sufran más dolor".

"Cada corazón está doliendo. Cada niño, cada madre, cada padre de Siria, dondequiera que estén, continúan viviendo con dolor, incertidumbre, miedo y pena. Es hora de que los niños recuperen parte de su infancia perdida. Es hora de que cambie la marea para proteger a los niños de Siria y sus familias", ha remachado.

Para leer más