Valls anuncia la creación de un centro para "jóvenes radicalizados"

Actualizado 19/11/2015 16:09:46 CET
Valls y Cazeneuve
CHARLES PLATIAU / REUTERS

SIGUE TODO SOBRE LOS ATENTADOS EN PARÍS

PARÍS, 19 Nov. (EUROPA PRESS) -

   El primer ministro de Francia, Manuel Valls, ha anunciado este jueves la creación de un centro para "jóvenes radicalizados", una unidad en la que recibirán tratamiento y apoyo jóvenes radicales pero no aquellos que regresen a Francia tras combatir en Irak o en Siria.

   En su comparecencia ante la Asamblea Nacional francesa, Valls ha hablado de la necesidad de contar con los medios para que Francia pueda atacar "el mal desde sus raíces". En su opinión, hay que construir "un contradiscurso" tanto en las redes sociales como en las prisiones para acabar con el radicalismo.

   "No se trata de una generación espontánea, condenada a la radicalización. Es un proceso, una construcción en el tiempo, con sus lugares, la cárcel principalmente, y sus espacios virtuales, las redes sociales", ha subrayado, según informa la emisora Europe 1.

   Por ello, ha defendido la creación de un centro que represente "la primera estructura para los jóvenes radicales". El organismo cuenta con "financiación", un "equipo jurídico" y "un proyecto pedagógico".

   "La sede será elegida de aquí a final de año. Los primeros admitidos podrían ser arrepentidos, a los que pondríamos a prueba para medir su voluntad de reinserción a largo plazo", ha explicado el jefe del Ejecutivo galo, en su comparecencia para defender la ampliación del estado de emergencia durante tres meses.

   Valls ha dejado claro que el nuevo centro no aceptará en ningún caso a "combatientes" que regresen de Siria o Irak. "Los individuos que sean admitidos deberán serlo por una decisión judicial y no podrán ser en ningún caso yihadistas retornados de Siria o Irak. Su lugar está en prisión. Un centro de desradicalización no puede ser una alternativa al encarcelamiento", ha explicado.

   En su discurso ante el Parlamento, el 'premier' galo ha advertido de que Francia corre el riesgo de sufrir un atentado con "armas químicas o bacteriológicas" y ha justificado la ampliación del estado de emergencia decretado tras los atentados que acabaron con la vida de 129 personas el 13 de noviembre en París.

Para leer más