Varios Nobel de la Paz piden a Cameron que exiga a Xi la liberación de disidentes chinos

Actualizado 20/10/2015 11:17:32 CET

LONDRES, 20 Oct. (Reuters/EP) -

Un total de doce premios Nobel de la Paz han llamado al primer ministro británico, David Cameron, a pedir públicamente la liberación del también galardonado, Liu Xiaobo, y de su mujer Liu Xia durante la visita a Londres que realizará el presidente chino, Xi Jinping.

Los laureados, encabezados por el arzobispo sudafricano Desmond Tutu, escribieron a Cameron el pasado 2 de septiembre para instarle a presionar en el caso de la pareja, según ha informado la organización pro Derechos Humanos estadounidense Freedom Now.

"Creemos que a menos que los líderes como usted adopten acciones urgentes, tanto en público como en privado, China seguirá creyendo que puede actuar con impunidad y sin consecuencias por su conducta", reza el texto de la misiva, publicada por Freedom Now.

Los laureados hicieron una petición similar al presidente estadounidense, Barack Obama, antes de la visita a Washington de Xi el mes pasado, pero Obama no planteó en público la cuestión.

Los premios Nobel han dicho que la salud de Liu Xia se ha deteriorado "precipitadamente" en el último año y que se le debería permitir viajar al extranjero para recibir la atención médica que requiere.

Según han dicho, aunque el Gobierno chino ha dicho que la mujer no está bajo ninguna restricción legal, su apartamento está bajo supervisión policial las 24 horas del día y sus movimientos están completamente restringidos.

Asimismo, han indicado que Liu Xia sufrió un infarto en 2014, tiene un agudo dolor de espalda, depresión y anxiedad. Además, sus médicos han advertido de que sus problemas de salud mental podrían empeorar a menos que haya un cambio en sus condiciones de vida.

El fundador de Freedom Now, Jared Genser, ha afirmado que a menos que Cameron obtenga un compromiso privado de acción debería pedir públicamente su liberación antes del fin de la visita de Estado del presidente chino.

Liu Xiaobo, de 59 años, es un veterano disidente implicado en las protestas a favor de la democracia en la plaza de Tiananmen en 1989 y fue condenado a once años de cárcel en 2009 por cargos de subversión por organizar una petición pidiendo el fin del régimen de partido único. Fue galardonado con el Nobel de la Paz en 2010.