Actualizado 30/03/2015 21:15 CET

Venezuela consigue cinco millones de firmas contra las sanciones de EEUU

El presidente de Venezuela , Nicolás Maduro.
JORGE SILVA / REUTERS

CARACAS, 30 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Nicolás Maduro ha conseguido sumar cinco millones de firmas contra las sanciones impuestas por Estados Unidos contra los funcionarios venezolanos supuestamente implicados en violaciones de los Derechos Humanos.

"Hemos logrado arribar a más de cinco millones de firmas para la derogatoria del infame decreto, del decreto agresivo, enemigo de la paz, y sobre todo injerencista", ha dicho el alcalde del municipio caraqueño de El Libertador, Jorge Rodríguez.

El coordinador de esta campaña de recogida de firmas ha confiado en sumar más apoyos, recordando que los centros creados para ello siguen activos en todas las plazas Bolívar de Venezuela, repartidas por los 135 municipios del país caribeño.

Además, ha revelado que el fin de semana habló por videoconferencia "con los 20 gobernadores de la patria" para que sigan apoyando esta iniciativa del Palacio de Miraflores, según ha informado la cadena venezolana Noticias 24.

"También tenemos un despliegue profundo de las Unidades de Batalla Bolívar-Chávez (UBCh) en los (operativos para ir) casa por casa de todo el territorio nacional", ha señalado.

Rodríguez ha animado a firmar "a todos aquellos que aún no lo hayan hecho" aprovechando lo que ha considerado "unos días de reflexión y recogimiento" con motivo de la Semana Santa para "favorecer la defensa de la patria venezolana".

"La intención que tenemos es poder llevar al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, la prueba fehaciente de que el pueblo de Venezuela no quiere groseras injerencias", ha recordado.

Maduro ya ha avanzado que propiciará un encuentro con Obama durante la próxima Cumbre de las Américas para entregarle las firmas recabadas en Venezuela --aspira a diez millones-- contra las sanciones estadounidenses.

La crisis bilateral comenzó el pasado mes de diciembre, cuando Obama firmó una ley para sancionar a los funcionarios venezolanos implicados en las violaciones de los Derechos Humanos cometidas en las últimas revueltas opositoras.