Publicado 16/11/2020 19:17CET

El veto de Bulgaria deja en el aire el objetivo de iniciar negociaciones de acceso a la UE con Macedonia antes de 2021

Bandera de la Unión Europea
Bandera de la Unión Europea - PICTURE ALLIANCE / DPA / RALF HIRSCHBERGER

BRUSELAS, 16 Nov. (EUROPA PRESS) -

La persistencia de Bulgaria a la hora de condicionar el inicio de las negociaciones de acceso de Macedonia del Norte a la Unión Europea (UE) deja en el aire el objetivo de arrancar el proceso de adhesión de Skopje antes de final de año.

Así lo han trasladado varias fuentes diplomáticas que muestran su pesimismo con que se pueda cumplir el calendario que se marcó Alemania, que ostenta la presidencia semestral del Consejo de la UE, para convocar durante su mandato la conferencia intergubernamental que marca el pistoletazo de salida de las negociaciones de ingreso en el bloque.

Pese a las negociaciones de las últimas semanas, el veto de Bulgaria alegando cuestiones bilaterales con su vecino continúa y las partes no han llegado a un acuerdo sobre una serie de asuntos históricos e identitarios.

"Lo que queda sobre la mesa son las disputas bilaterales. Bulgaria ha pedido un calendario para añadir al marco negociador para lidiar con las cuestiones históricas", ha señalado una fuente diplomática.

Así las cosas, no se esperan avances en la reunión de este martes de los ministros de Asuntos Europeos de los Veintisiete, que en un principio estaba llamada a desbloquear el asunto y dar luz verde a la conferencia intergubernamental en el mes de diciembre.

Dicho calendario peligra y la cuestión parece abocada así a un acuerdo entre las partes y, a ese efecto, Alemania trabaja en una solución para hacer encajar las exigencias de Bulgaria y lograr desbloquear el marco negociador y convocar la primera reunión.

"No hay señales tampoco del lado macedonio, al final para avanzar se necesita unanimidad en el Consejo pero tiene que haber un acuerdo bilateral que involucre al país candidato", han explicado las fuentes consultadas.

De su lado, la Comisión Europea se ha limitado a comentar que espera que la primera reunión intergubernamental se pueda celebrar "lo antes posible". "Para ello todo el mundo sabe que necesitamos un acuerdo del Consejo del marco negociador (..) debe haber un acuerdo sobre el texto", ha dicho la portavoz de Ampliación, Ana Pisonero, quien ha añadido sobre los problemas entre Sofía y Skopje que Bruselas está en contacto con las partes para encontrar una solución.

CUESTIONES BILATERALES

El debate en la UE con la candidatura de Macedonia del Norte se encuentra encallado por las reticencias búlgaras sobre el idioma y la identidad cultural de Macedonia del Norte, ya que considera que cuenta con una amplia comunidad descendientes de eslavos y que no tiene una lengua propia sino que se habla el idioma búlgaro.

Las fuentes consultadas indican que Sofía no cuenta con más aliados en el seno de la UE, pero de todos modos está usando el tema para condicionar la adhesión de Macedonia al bloque, que requiere de la unanimidad de los Veintisiete. El gobierno búlgaro cuestiona que haya una identidad macedonia y asegura que se exacerbó artificialmente durante la Yugoslavia de Tito.

Contador

Para leer más