Unas 1.000 personas defienden a la "heroína" Haidar en Tenerife y piden que se atienda demandas de españoles

Actualizado 15/12/2009 22:42:44 CET

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 15 Dic. (EUROPA PRESS) -

Unas 1.500 personas según el Frente Polisario se han manifestado este martes por las principales calles de Santa Cruz de Tenerife reclamando el regreso a su casa de la activista saharaui Aminetu Haidar, que hoy cumple un mes en huelga de hambre en el aeropuerto de Guacimeta, en la isla de Lanzarote. Al comienzo de la marcha, la Policía Nacional cifró en más de 300 a los participantes en el acto.

El representante del Frente Polisario en Tenerife, Handi Mansur, explicó en declaraciones a los medios de comunicación que la manifestación servía para "agradecer" al pueblo canario y concretamente al 'chicharrero' su apoyo al "símbolo" que supone Haidar para la causa saharaui. "Es una gran heroína", destacó al tiempo que explicó que representa "la lucha de la mujer, la resistencia, el desafío y la defensa de los Derechos Humanos".

'Hombro con hombro, mano con mano, el pueblo canario con el Frente Polisario'; 'Marruecos tortura y España le ayuda'; 'Basta de represión, autodeterminación'; 'Mohamed, asesino'; y 'Así, ni un paso atrás, Aminetu vencerá' eran algunos de los cánticos que acompañaban a la marcha que comenzó con cierto retraso.

Mansur insistió en que Haidar debe regresar a su casa y reclamó "que se respete que su patria y su casa es el Sáhara Occidental". Aprovechó aquí para demandar de la opinión pública española que defienda "la lucha por los valores humanos".

"No se puede estar detrás de un tirano que hace lo que le da la gana y sin que nadie le diga nada", denunció Mansur que condenó la "violación de los derechos" por el monarca alauí. "Mohamed VI es un tirano y no es posible que no haya oposición, ni opiniones contrarias cuando se mata a una persona", lamentó el representante del Polisario.

MANIFESTANTES IGUAL A VOTOS

Mansur denunció que lo que sucede en Marruecos le recuerda a los tiempos de Hitler y Franco. "No se puede por más que haya intereses estar detrás de esto. Hay que respetar la ética", afirmó con rotundidad.

Por último, Mansur destacó la "presión del movimiento civil" en España y alabó "la determinación de todos los pueblos españoles". Por ello concluyó que la clase política "tendrá que hacer a las manifestaciones ciudadanas porque de esta gente dependen los votos".