Batet afirma que un nuevo Estatuto "no es cuestionar el modelo autonómico", sino hacerlo funcionar

Actualizado 17/01/2019 21:08:38 CET

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, ha afirmado que la aprobación de un nuevo Estatuto de Autonomía "no es cuestionar el modelo autonómico", sino que, por el contrario, es hacerlo funcionar, según ha puesto este jueves de manifiesto durante el acto institucional por la aprobación del Estatuto de Canarias.

"Todo Estatuto es fruto del acuerdo político y del esfuerzo de todos y del marco parlamentario. Es un doble pacto dentro de la Comunidad Autónoma y que genera consenso con el resto del Estado", comentó al tiempo que hizo especial hincapié en que este nuevo documento "no pertenece a una fuerza política, sino a todas ellas".

De igual modo, explicó que el nuevo Estatuto tampoco pertenece solamente a la Comunidad Autónoma, ya que, dijo, también es un compromiso político del conjunto de España y del Gobierno.

"El Gobierno no siente los estatutos como algo ajeno, ya que, por el contrario, son fruto del compromiso activo del Gobierno y objetivo de su actuación. "Así es como lo siente el Gobierno de España", insistió.

Para Batet, sin duda, el Estatuto fija deberes al Gobierno de España, "y Sánchez siente esos deberes como objetivos adquiridos", como lo demuestra su participación --de la ministra-- en el acto "con plena lealtad a los canarios, a cuyo servicio está este Estatuto, que mejora sus derechos".

También señaló que este Estatuto es una expresión de compromiso con el conjunto de la ciudadanía que se manifiesta "cada día". "Compromiso y lealtad que se expresa en los 500 millones para bonificaciones al transporte. Compromiso y lealtad empiezan con el Estatuto", dijo.

Para la ministra, este nuevo documento "es una pieza en un sistema complejo que incluye al resto de comunidades. "Cada Estatuto --continuó-- es efectivo en la medida que incorpora los recursos que generan y se aportan desde otras comunidades que permiten contrarrestar desequilibrios territoriales".

Además, comentó que el autogobierno se enriquece en su integración en el conjunto. "No se trata de exigir el cumplimiento del Estatuto tuyo, sino de hacerlo posible junto al resto de Estatutos", aseveró.

RESPONDER A LAS NECESIDADES DE CADA TERRITORIO

"No debería ser difícil --continuó-- que la lealtad abra espacios respondiendo a las necesidades de cada territorio. Eso es lo que reclama el Estatuto de Canarias con su carácter ultraperiférico".

También apuntó que lealtad no es igualdad, sino reconocimiento de la diferencia, "esa que tanto nos cuesta reconocer cuando es ajena". "Es saber comprender las lealtades del trato específico", matizó.

"Un nuevo estatuto es un vector de cambio, pero no para cuestionar el marco constitucional, sino para alcanza los objetivos vigentes. No es cuestionar el modelo autonómico, sino hacerlo funcionar", concluyó.