Canarias aplazará el proyecto educativo sobre uso responsable de videojuegos para iniciar un diálogo político y social

Escenario de eSports
LVP / TONI GUILLÉN - Archivo
Publicado 14/09/2018 10:23:46CET

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 14 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Educación y Universidades del Gobierno de Canarias ha informado este viernes que aplazará la implantación del proyecto educativo piloto sobre el uso responsable de los videojuegos y de la Liga de esports en horario extraescolar de los colegios para este curso con el fin de iniciar un diálogo político y social para conocer "en profundidad" las motivaciones y las ventajas para el alumnado que juega con asiduidad, así como para sus familias.

En este sentido, desde la Consejería canaria de Educación se ha valorado "positivamente" la nueva propuesta del Partido Popular, ya que se suma a las de diálogo y consenso de la Agrupación Socialista Gomera (ASG) realizada en el último pleno del Parlamento para crear una comisión parlamentaria con la que buscar el consenso para impulsar "de manera eficaz" el desarrollo de las competencias digitales en los centros escolares canarios en lugar de la modificación de la Ley Canaria de Educación no Universitaria.

Asimismo, la Consejería apuntó que extenderá el debate más allá del Parlamento, es decir, a las Ampas, el profesorado y los colectivos sociales interesados en la materia, con el fin de obtener la información "real de la opinión del conjunto de la comunidad educativa", según informó el Gobierno regional en nota de prensa.

Al respecto, la consejera regional de Educación, Soledad Monzón, aseguró que "no" quieren que "se toque una ley que surgió del consenso de toda la comunidad educativa, fruto de una iniciativa popular y de un pacto educativo trabajado en el Consejo Escolar de Canarias. La educación nunca debe ser herramienta de confrontación política. Al contrario, lo que se necesita es diálogo y consenso".

De este modo, señaló que con este aplazamiento se abre un periodo "de debate y análisis en profundidad" con el que aportar datos, estudios y detalles de un proyecto "positivo para la educación canaria, en un clima de diálogo y no de enfrentamiento, fruto en muchos casos de que la información completa del mismo no ha llegado a toda la sociedad".

Por último, Monzón espera que en esta nueva etapa haya una "amplia participación de las familias y el profesorado que son quienes más tienen que decir" sobre la conveniencia acerca de los videojuegos a los centros educativos para que se pueda enseñar a los alumnos la "mejor manera de emplearlos y también sobre la mejor forma de hacerlo".