Costas refrenda el proyecto para la creación de un arrecife artificial en el litoral de Tijarafe (La Palma)

Publicado 23/03/2014 11:28:41CET

SANTA CRUZ DE LA PALMA, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Demarcación Provincial de Costas de Santa Cruz de Tenerife ha dado el visto bueno inicial al Cabildo La Palma para llevar a cabo la creación de un arrecife artificial, con el hundimiento de un barco a 650 metros de la línea costera de Tijarafe, destinado a la práctica del submarinismo.

En un comunicado, el consejero insular de Turismo, Raúl Camacho, que mantuvo una reunión de trabajo con parte del equipo técnico de la Demarcación Provincial de Costas, destacó la importancia de este paso administrativo, que precede al estudio y visto bueno del Ministerio de Medio Ambiente, que dirige Arias Cañete.

"Esta iniciativa repercutirá, una vez ejecutada, en la dinamización económica no solo del municipio de Tijarafe, sino de la comarca noroeste". El Cabildo lidera este proyecto en virtud del cual se incentivará el mundo del submarinismo, un polo de atracción de este segmento del mercado turístico europeo que se encuentra en pleno auge", dijo.

Detalló que "por las consultas que se han llevado a cabo y por los estudios analizados, en las costas españolas hay muy pocos pecios, por lo que con la consolidación de este proyecto, "La Palma ofrecerá un punto de buceo cómodo y práctico, y se convertirá en foco de atracción para el turismo de buceo de Europa".

Con todo, señaló que la iniciativa aportará un valor adicional bajo el mar a la oferta turística de La Palma, donde su naturaleza juega un papel predominante. Eso es lo que busca la Consejería de Turismo, cuyo responsable está firmemente convencido de que La Palma tiene muchas posibilidades en este sector".

"Contamos --añadió-- con un entorno privilegiado en el que podremos ofertar a los potenciales turistas la mayor cantidad posible de días de buceo al año gracias a la bondad de nuestra climatología".

Los expertos consultados por la Consejería de Turismo del Cabildo, prevén que se genere vida seis meses después del hundimiento del buque. El proyecto, según recordó Camacho, "cumplirá estrictamente con las normas internacionales para la protección de la zona, por lo que la nave, cuyo hundimiento se llevará a cabo a 30 metros de profundidad en el litoral de Tijarafe, será previamente descontaminada, extrayendo el motor y otras piezas".