Publicado 13/03/2021 15:13CET

La Guardia Civil desmantela un nuevo punto de venta de droga en una vivienda de Vecindario (Gran Canaria)

La Guardia Civil desmantela un nuevo punto de venta de droga en Vecindario (Gran Canaria)
La Guardia Civil desmantela un nuevo punto de venta de droga en Vecindario (Gran Canaria) - CEDIDO POR LA GUARDIA CIVIL

En ocasiones, los toxicómanos tenían hasta que hacer cola en la puerta para comprar las sustancias

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 13 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil ha desmantelado un nuevo punto de venta de droga en la localidad de Vecindario (Gran Canaria) --el pasado 19 de febrero ya se hizo lo propio con otro-- y ha detenido a tres hombres y una mujer por un delito contra la salud pública.

Según ha informado la Benemérita, la actuación la llevaron a cabo agentes del Puesto Principal de Vecindario en coordinación con los agentes de la Policía Local de Santa Lucía de Tirajana en el marco de las operación Gallotia.

La investigación comenzó a raíz del incremento de denuncias por tenencia y consumo de drogas en la vía pública tras detectarse un incremento de personas que portaban droga en la zona.

De esta manera, se pudo localizar un posible punto de venta de drogas, verificando con agentes de la Policía Local que finalmente se trataba de un punto caliente de venta de estupefacientes, ocurriendo que a veces que se acumulaban los compradores en la puerta de una vivienda, esperando los mismos en cola hasta que fuesen atendidos, como si de una tienda se tratase.

Debido a las pruebas obtenidas, se solicitó autorización judicial para proceder a la entrada y registro, lo que se hizo en la madrugada del 11 de marzo por los componentes de la Unidad se Seguridad Ciudadana (USECIC) de la de la comandancia de Las Palmas en colaboración con el Grupo de Intervención Rápida (GIR) de Vecindario y la UPIR de la Policía Local de Santa Lucía.

Como resultado, se intervinieron elementos que vincularían a los detenidos con la venta de drogas, entre estos objetos había la cantidad de heroína equivalente a 532 dosis y 5 gramos de crack, así como sustancias de corte para la droga, elementos de empaquetado y manipulación de la droga, dinero fraccionado que alcanza los 4.150 euros presumiblemente proveniente de las ventas de droga en unión a un asiento contable con anotaciones relacionadas con el tráfico de drogas, joyas, diversos smartphone, ordenadores y un escáner detector de billetes falsos.