Actualizado 26/06/2009 20:37 CET

Hernández asegura que entre Gobierno y Ayuntamiento de Las Palmas no hay puntos "insalvables" sobre el Guiniguada

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Obras Públicas y Transportes del Gobierno de Canarias, Juan Ramón Hernández, aseguró hoy que entre el Ejecutivo y el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria no existen puntos de desacuerdo "insalvables" al respecto del proyecto del Guiniguada.

Hernández dijo en la comisión de Obras Públicas y Transportes del Parlamento de Canarias en respuesta a una pregunta del diputado del PP, Miguel Jorge, señaló que el Ayuntamiento no había realizado ningún proyecto para estudiar la incidencia de los trabajos en la red de interés general de la isla.

El consejero añadió que el Gobierno de Canarias ha informado favorablemente el Plan General de Ordenación de Las Palmas de Gran Canaria, aunque condicionado, en lo que al Proyecto del Guiniguada se refiere, a que el Ayuntamiento mantenga todas las conexiones viarias que existen actualmente desde la Avenida Marítima.

"La Consejería ha colaborado en todo momento para impulsar este importante proyecto", aseguró Hernández. "Prueba de ello, son las múltiples reuniones que técnicos del Gobierno de Canarias han mantenido tanto con los autores del Proyecto como con representantes de las distintas administraciones implicadas, de las que se ha concluido que no hay puntos de desacuerdo insalvables", añadió.

Según explicó el responsable de Obras Públicas tras los informes realizados como conclusión se obtuvo que la autovía del Centro mantiene su carácter de red de primer orden al registrar un tráfico importante de carácter insular --relación entre la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria y el resto de la isla a través de la Circunvalación--.

"Por tanto, cualquier merma en su capacidad tendría consecuencias importantes en el resto de la red viaria, más aún si su capacidad llegase a ser reducida en un grado tal como el que se derivaría de un uso exclusivamente municipal", resumió para añadir que "el estudio de tráfico indica claramente que la conversión en municipal de la actual carretera del Centro --denegada esta misma semana por el Consejo de Gobierno--, generaría problemas de saturación de tráfico en varios tramos de la red viaria de Las Palmas de Gran Canaria como la calle Bravo Murillo, la Avenida Marítima y los túneles de San José, entre otras vías. Ello incidiría, además, en las conexiones con el Puerto y con el Aeropuerto de Gran Canaria".

Por último, como muestra del interés mostrado en todo momento por la Consejería para que el proyecto del Guiniguada pueda salir adelante en las mejores condiciones posibles, el consejero recordó dos hechos importantes: la aportación desde el Área de Carreteras del Gobierno de Canarias de especialistas en demoliciones cuando se procedió a desmontar el escalextric, en la desembocadura del Guiniguada; y la emisión de informe favorable al Plan General de Ordenación de Las Palmas de Gran Canaria, como ya había mencionado anteriormente.

Por otra parte, el consejero destacó el importante esfuerzo gestor e inversor que el Gobierno de Canarias ha ejecutado durante muchos años en Las Palmas de Gran Canaria con el fin de conseguir una buena organización de la red viaria.