Actualizado 31/05/2007 18:52 CET

Madrid advierte que tienden a bajar en Canarias las ventas de tradicionales paquetes familiares turísticos

Las Palmas de Gran Canaria, 31 May. (EUROPA PRESS) -

La Secretaria General de Turismo del Gobierno estatal, Amparo Fernández, advirtió hoy que tienden a bajar en Canarias y Baleares las ventas de los tradicionales paquetes familiares turísticos y subrayó que ha irrumpido en el mercado turístico español un nuevo tipo de turista independiente y viajero que suele realizar sus reservas vía internet.

Fernández hizo estas declaraciones en la Comisión de Industria, Turismo y Comercio del Congreso de los Diputados, comparecencia en la que reseñó que "tras un periodo caracterizado por el estancamiento, incluso la reducción de algunos de los principales indicadores turísticos, 2006 ha venido a consolidar los buenos resultados alcanzados por el turismo español en 2005".

Señaló que "en los últimos 6 años el sector turístico español ha

asistido a un verdadero cambio de modelo, consecuencia de una auténtica revolución en la estructura del negocio en los mercados emisores, especialmente el europeo, impulsada por las TIC e Internet. Esta estructura se caracteriza, especialmente en el mercado europeo, por el poder creciente del cliente derivado de su mayor capacidad de elección gracias a su mayor información y a su acceso a la compra directa de servicios".

Fernández dijo que "los nuevos hábitos vacacionales y de ocio, que facilitan la adopción de diferentes roles viajeros y el fraccionamiento de los periodos vacacionales, de manera que se ha dado la pérdida de atractivo del paquete turístico tradicional, y la aparición de nuevas modalidades de organización del viaje con incidencia directa en el sistema de comercialización y por tanto en la propia oferta de los productos turísticos".

En definitiva, "la aparición de nuevos actores y sistemas de relaciones en el espacio turístico, concentración de operadores y la aparición de operadores especializados, operadores virtuales y redes de agencias independientes, que configuran un nuevo espacio turístico. Este cambio se produce a su vez en un contexto de fuerte crecimiento de la oferta turística, una oferta caracterizada por la madurez de su producto estrella el sol y playa, el importante crecimiento de su segundo gran segmento el turismo urbano y la existencia de nuevos productos y destinos emergentes para el mercado internacional".

Fernández afirmó que "el importante crecimiento de la oferta turística reglada (incremento del 29,1% de la oferta hotelera en los últimos siete años) se ha concentrado en las seis principales Comunidades Autónomas tradicionalmente turísticas Andalucía, Canarias, Cataluña, Valencia, Baleares y Madrid representa el 80% de dicho crecimiento. Se ha producido un extraordinario crecimiento de la planta de segundas residencias en el litoral mediterráneo e insular, mientras que nuevos destinos españoles han emergido con fuerza, debido al crecimiento y a la mejora de su infraestructura y al nuevo entorno".

Recordó que "las Comunidades Autónomas distintas de las 6 principales han visto una evolución de su infraestructura turística caracterizada por el incremento de su planta hotelera (+49,6% en siete años, pasando del 14,4% al 16,6% del total nacional). La oferta de alojamiento rural, con más de 88.000 plazas, ha más que duplicado su capacidad en 7 años, al igual que la inversión en desarrollos urbanísticos, infraestructuras de transporte y ocio, cascos históricos y conjuntos monumentales, y la puesta en valor de rutas y espacios naturales han permitido la creación de un nuevo mercado turístico interior y el inicio de su proyección internacional".

Fernández indicó que "como consecuencia de esta profunda transformación en el sector, estamos asistiendo a un cambio en el perfil del cliente del turismo español, en función de sus características sociodemográficas y sus pautas de comportamiento, y es que el tradicional turista familiar de paquete especialmente presentes en las Islas Baleares y Canarias, experimenta una tendencia a la disminución debido a la competencia especialmente en precios de nuevos destinos competidores y los cambios en las preferencias de los clientes hacia nuevas formas más flexibles de organización del viaje".

Fernández agregó que "de manera creciente aparece un nuevo tipo de cliente caracterizado por ser un nuevo tipo de viajero independiente con una menor estancia media, que se informa y reserva por Internet, y usa transporte aéreo. Este cambio de tipo de cliente, está suponiendo un mayor esfuerzo de gestión para todo el sector turístico español en su conjunto que está teniendo que poner en juego toda su experiencia y sus fortalezas para defender bien su posición ante este cambio y, al tiempo está representando una extraordinaria oportunidad de crecimiento para nuevas modalidades turísticas".